¿La consejería pretende recortar recursos en la atención al alumnado de NEAE?

1620

Las recientes Instrucciones de la Dirección General de Atención a la Diversidad despiertan recelos entre los profesionales de la Orientación, el profesorado en general y las familias de alumnado con NEAE.

Hay aspectos que no aparecen recogidos y no está claro cómo quedarán finalmente, aunque de momento ya sabemos que contempla intromisiones en el trabajo del profesorado como que el alumnado NEAE saldrá del aula excepcionalmente para ser atendido por especialistas previa justificación de la salida.

La instrucción segunda en su apartado 3 dice: “Asimismo cuando un alumno o alumna ha recibido una atención de la que ya no puede disponer en el centro en el que se encuentra matriculado pero sigue necesitándola, el o la profesional de la orientación educativa deberá poner Fecha de fin a la atención que recibe”. El documento distingue, en principio, la atención que recibe y la que necesita.

¿Esto ha sido así siempre?

No. Hasta ahora lo que se hacía era  poner la fecha en que comenzaba a ser necesaria la medida; y si no se estaba recibiendo (por el motivo que fuera), se dejaba en blanco la fecha de atención recibida.

¿Puede haber alguna intención detrás?

Nunca se ha puesto fecha de fin, a no ser que se quisiera dar por finalizada la necesidad. Las instrucciones dan la sensación de ir en la línea de darle un tijeretazo al censo de alumnado de NEAE y, por tanto, también a la asignación de recursos.

Los EOE aún tienen muchas dudas sobre el documento. Aunque desde Educación se dice que los cambios no supondrán la eliminación de menores con NEAE del censo, lo cierto es que desaparecen medidas específicas como, por ejemplo, las adaptaciones no significativas, que son sustituidas por programas de refuerzo.

El alumnado de compensatoria solo podrá acceder a programas de refuerzo. Aún no hay certezas sobre si desaparecerá del censo el alumnado de compensatoria. Según las tablas de los anexos, este alumnado no tendría derecho a programa específico. Por tanto, ya no sería atendido por especialistas (PT y AL) y todo el trabajo recaería exclusivamente en el profesorado ordinario. Con la nueva normativa, este alumnado, de por sí desfavorecido, obviamente sale perdiendo.

Los programas de refuerzo hasta hoy son considerados medidas generales que no requieren especialistas (PT, por ejemplo), distintas a las medidas específicas (que es donde figuran las adaptaciones curriculares no significativas). Ahora bien, es posible que la Consejería mantenga un apartado para programas de refuerzo dirigidos a alumnado con NEAE. También es posible que no. Por tanto, lo que hay es confusión.

Generar incertidumbre entre familias y profesionales no es precisamente lo que se necesita para la atención del alumnado NEAE.

Menos declaraciones y más recursos.

Artículo anteriorCGT exige más recursos profesionales y materiales para el alumnado con discapacidad auditiva
Artículo siguienteNovedades (semana del 22 al 26 de marzo)