CGT exige más recursos profesionales y materiales para el alumnado con discapacidad auditiva

0
839

La discapacidad auditiva se define como la pérdida o anormalidad de la función anatómica y/o fisiológica del sistema auditivo, y tiene su consecuencia inmediata en una discapacidad para oír, lo que implica un déficit en el acceso al lenguaje oral (1). Partiendo de que la audición es la vía principal a través de la cual se desarrolla el lenguaje y el habla, debemos tener presente que cualquier trastorno en la percepción auditiva del niño y la niña, a edades tempranas, va a afectar a su desarrollo lingüístico y comunicativo, a sus procesos cognitivos y, consecuentemente, a su posterior integración escolar, social y laboral (2).

El alumnado con discapacidad auditiva engloba al de hipoacusia y al alumnado con sordera. Las personas con hipoacusia son capaces de adquirir por vía auditiva el lenguaje oral y utilizarlo en su proceso comunicativo, aunque necesitarán en la mayoría de los casos del uso de unas prótesis adecuadas. Uno de esos casos puede ser el implante coclear, un dispositivo de alta tecnología capaz de transformar la señal acústica en energía eléctrica, la cual estimula las terminaciones nerviosas aferentes del nervio coclear y desencadena en el sujeto sensaciones auditivas. Sin embargo, aun con dicha prótesis, el alumnado con discapacidad auditiva puede tener dificultades para escuchar adecuadamente en el aula debido al ruido de fondo, la reverberación y la distancia entre el emisor y el receptor. Para salvar dichos obstáculos son de bastante utilidad los aparatos de FM (1).

Sabiendo, por tanto, las dificultades que presenta este colectivo en relación a la calidad de su proceso educativo, desde CGT denunciamos que actualmente el Equipo de Orientación Educativa de discapacidad auditiva de la Delegación Provincial de Educación de Sevilla se encuentra sin estar cubierto. Hecho que viene sucediendo con bastante frecuencia todos los cursos académicos en algunas de las Delegaciones Territoriales de Educación.

Si es verdad que dicho alumnado cuenta con los recursos profesionales necesarios en lo que se refiere a las profesionales de Pedagogía Terapéutica e Intérprete de Lengua de Signos, también es verdad que es necesario realizar un esfuerzo mayor en este colectivo por parte de la Administración educativa para ofrecer profesionales más específicos a las dificultades que presentan, como es el personal de Audición y Lenguaje. Por otro lado, también es cierto que es necesario realizar un esfuerzo mayor en la dedicación que cada profesional especialista presta a cada niño y niña, como así recalca la Asociación de Implantados Cocleares de Andalucía. Además, la entrega de los aparatos FM (según la Asociación de Implantados), tan necesarios para el buen funcionamiento del proceso de enseñanza en este colectivo, suele demorarse meses al centro educativo, por lo que las familias optan por adquirir dichos aparatos para sus hijos e hijas con sus propios recursos económicos.

Por tanto, CGT exige un mayor esfuerzo y una mayor dotación en recursos tanto profesionales como materiales que permitan que los niños y niñas con discapacidad auditiva puedan tener una educación en igualdad y con la calidad necesaria para su desarrollo integral.

Agradecimientos

Asociación de Implantados Cocleares de Andalucía

Referencias

(1) Manual de atención al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo derivadas de discapacidad auditiva. Consejería de Educación, Junta de Andalucía.

(2) VV.AA. (2004): Manual básico de formación especializada sobre discapacidad auditiva. Madrid: FIAPAS.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí