Temperaturas dignas en la escuela

552

Algunos ayuntamientos (Sevilla, Córdoba) se han dado cuenta ahora de que las temperaturas en los centros escolares son insufribles.

Más vale tarde. Pero no les preocupan las condiciones laborales de quienes pasan allí jornada tras jornada durante un curso y otro.

«Las alarmas han saltado» debido a las elecciones del 23 de julio. Es evidente que para las personas que pasarán en los colegios electorales más de 12 horas debe haber unas condiciones térmicas dignas. Esto mismo es trasladable al alumnado y al personal de infinidad de centros que no están acondicionados para soportar temperaturas extremas por calor o por frío. Pero parece que eso no es prioritario, a pesar de una ley de bioclimatización aprobada hace varios años y que es prácticamente papel mojado.

Además, el Ayuntamiento de Sevilla ignora las protestas de los Barrios Hartos, que sufren cortes de luz continuos desde el verano pasado, y no les da una solución. Eso tampoco es prioritario.

Desde CGT exigimos a los ayuntamientos y a la Consejería de Desarrollo Educativo una solución urgente que garantice la bioclimatización de las escuelas andaluzas.

Artículo anteriorCGT denuncia las condiciones laborales en el proceso de oposición
Artículo siguienteNovedades (agosto)