La mutilación genital femenina: otra forma más de violencia hacia las mujeres

829

Visibilicemos esta terrible práctica, otra forma de violencia hacia las mujeres

Hoy, 6 de febrero, es el Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina.

Desde la Secretaría de la Mujer de CGT Enseñanza Andalucía (FASE), queremos visibilizar esta forma de violencia hacia las mujeres, que sufren cuando son niñas vulnerables.

La mutilación genital femenina (MGF) comprende todos los procedimientos consistentes en la resección parcial o total de los genitales externos femeninos, así como otras lesiones de los órganos genitales femeninos por motivos no médicos.

La MGF es reconocida internacionalmente como una violación de los derechos humanos de las mujeres y niñas. Refleja una desigualdad entre los sexos muy arraigada, y constituye una forma extrema de discriminación de la mujer.

Los motivos por los que se practica la mutilación genital femenina difieren de una región a otra y de una época a otra, aunque siempre responden a una mezcla de factores socioculturales vehiculados por las familias o comunidades.

A continuación se resumen los motivos citados con más frecuencia.

  • Allí donde esta práctica es una convención (norma) social, la presión de la sociedad, así como la necesidad de aceptación social y el temor al rechazo de la comunidad, constituyen poderosas motivaciones para perpetuar esta práctica. En ciertas comunidades la mutilación genital femenina es una práctica casi universal y muy rara vez cuestionada.
  • La MGF se considera a menudo parte necesaria de la crianza de la niña y una forma de prepararla para la vida adulta y el matrimonio.
  • A menudo la mutilación genital femenina responde a la concepción de lo que se considera una conducta sexual aceptable y tiene por objetivo asegurar la virginidad antes del matrimonio y la fidelidad después de él. En muchas comunidades existe la convicción de que reduce la libido de la mujer y la ayuda así a resistir la tentación de relaciones extraconyugales. Además, en el caso de las mujeres cuya abertura vaginal ha sido sellada o estrechada, se supone que el miedo al dolor que causaría su apertura y a la posibilidad de que ello sea descubierto disuaden aún más a la mujer de mantener relaciones sexuales extraconyugales.
  • Es más probable que se lleve a cabo esta práctica en los contextos en los que se considera que la MGF aumenta las posibilidades de encontrar marido.
  • La mutilación genital femenina viene asociada a modelos culturales de feminidad y recato, portadores de la idea de que las niñas son puras y hermosas una vez que se eliminan de su cuerpo aquellas partes que se consideran impuras o no femeninas, esto es, masculinas.
  • Aunque no hay escritos religiosos que prescriban la práctica, quienes la llevan a cabo suelen creer que tiene un respaldo religioso.
  • Los líderes religiosos adoptan diferentes posiciones con respecto a la MGF: algunos la fomentan, otros la consideran irrelevante para la religión, y otros contribuyen a su eliminación.
  • Las estructuras locales de poder y autoridad, como los líderes comunitarios y religiosos, los circuncisores e incluso parte del personal médico, pueden contribuir en algunos casos al mantenimiento de la práctica. Ahora bien, esas mismas personas bien informadas, pueden defender con éxito el abandono de la MGF.
  • En la mayoría de las sociedades la MGF se considera una tradición cultural, argumento que se utiliza a menudo para mantener su práctica.
  • En algunas sociedades, la adopción reciente de esta práctica está relacionada con la imitación de las tradiciones de grupos vecinos. A veces ha comenzado como parte de un movimiento más amplio de resurgimiento religioso o tradicional.

Fuente: Organización Mundial de la Salud

Razones religiosas, patriarcales. Dominación del varón sobre la hembra y la descendencia. Honra, honor. A lo largo de la historia, en diferentes culturas y de múltiples maneras, se puede hacer recuento de torturas y castigos infligidos a las mujeres para anular su sexualidad, y preservar el poder del varón en las sociedades patriarcales.

NO debemos cerrar los ojos ante esta violación de derechos humanos, otra más, hacia las mujeres y las niñas.

Trabajemos en las aulas para concienciar y dar a conocer esta terrible práctica. Concienciemos para erradicar la violencia y la injusticia, para construir el camino hacia la igualdad entre hombres y mujeres, y de esta manera alcanzar el entendimiento entre los seres humanos.

Además de la unidad didáctica de UNICEF para Secundaria y la Guía Didáctica con actividades propuestas hace dos semanas, en el día de hoy y durante esta semana sería interesante el visionado de dos cortos:

También es muy recomendable ver la película Flor del desierto, basada en la historia real de Waris Dirie, modelo somalí que sufrió la ablación genital cuando era una niña, y que se convirtió en embajadora especial de la ONU contra la mutilación genital femenina.

Naciste mujer

Naciste mujer, para ser libre,

La naturaleza te dio tu poder.

La fuerza de la vida escondida en tu cuerpo

Esperando el momento de florecer luminosa

Y abrirse al amanecer de tu vida completa.

Grutas maravillosas, pliegues espléndidos,

Semillas ocultas y ardientes deseos.

Y tú no sabías nada…

Todo estaba ahí, esperando el momento

De despertar del letargo

De abrir los caminos de fuego y de sol.

Pero no hubo tiempo de aprender, ni de conocer.

Brillos oxidados, voces maternales, brazos protectores

(Inesperados verdugos), sujetaron tu cuerpo

Segaron tus flores, desbordaron tus ríos,

Tiñendo de púrpura tus esperanzas desconocidas,

Bordando en tus carnes torpes dibujos

Apresando tu esencia sin remordimientos ni atenciones.

Ellas, fueron ellas, las que en otro tiempo sufrieron,

Las que secaron sus jardines y lloraron de dolor,

Las que te sujetan y te rajan, te cosen y te tocan

Sin ningún pudor.

Y quedarás herida y marcada por absurdas tradiciones,

Alimentadas por misóginos miedos ancestrales.

Y morirás, o vivirás, y no añorarás lo que no has conocido.

¡Qué alivio para el soberbio varón y las orgullosas hembras de tu aldea!

Y proseguirás tu camino, con sufrimientos terribles,

Y si sobrevives, te llegará el momento,

Ése del olvido y la tolerancia

Que empuja a las mujeres, alentadas por ciegas creencias varoniles,

(Mujeres tristes sin conciencia y sin placer),

A repetir el inhumano sacrificio.

Arrancando flores,

Mutilando mariposas,

Inmolando la belleza que espanta

A irracionales seres sin escrúpulos.

Truncando vidas y sueños

Escritos desde siempre en un cuerpo de mujer.

Artículo anteriorNovedades (del 6 al 10 de febrero)
Artículo siguienteExenciones para ser tribunal del concurso de méritos