La consejería no se priva de privatizar: ahora, los conservatorios

881

Primera autorización para un conservatorio superior de enseñanzas artísticas privado en Andalucía. En Málaga, concretamente.

Sin tapujos. Sabemos a lo que han venido quienes están al frente de la consejería ahora y también durante los años en que ha estado en manos de Ciudadanos.

Esto es sencillamente un escándalo y marca una línea clara, igual que viene ocurriendo con la FP, las enseñanzas a distancia, las universidades, comedores, monitores escolares, PTIS, etc. Concertar, privatizar, externalizar, esquilmar lo público. No es que antes no pasase (nuestra ingenuidad no es tan grande), pero de un tiempo a esta parte esto es una fiesta. Una fiesta privada, evidentemente, a la que no puedes asistir si no tienes el maldito parné.

Nuestra consejería, en lugar de ampliar plazas y puestos de trabajo en los conservatorios existentes, que no dan abasto para absorber todas las demandas de alumnado, abre las puertas de la privatización. Para entendernos: está autorizando a un ente que es una academia, a la que da carta de naturaleza de conservatorio.

Si los conservatorios profesionales y elementales no cubren la demanda, la solución debería pasar por más conservatorios públicos en vez de desangrarlos con esa competencia desleal auspiciada por quienes deben velar por la educación y no por los intereses económicos de una sociedad limitada.

Esto va a suponer una devaluación de las enseñanzas. ¿Títulos sin control de inspección pero oficiales? Exacto. Este coladero ya se da porque existen conservatorios elementales y profesionales concertados a los que llega el alumnado que no puede entrar en los públicos. En la provincia de Sevilla, por ejemplo, son concertados el Conservatorio Profesional de Osuna y el Conservatorio Elemental y Profesional de Sanlúcar la Mayor.

Conocedores de que en los conservatorios hay un déficit de nuevas músicas (jazz, flamenco, pop, electrónica, producción musical…), en este que se autoriza se impartirán enseñanzas de jazz y flamenco. Un reclamo perfecto. Todo calculado. Es el mercado, amigo.

Hace unos días se aprobó por unanimidad en la Junta de Personal de Sevilla una propuesta de nuestro sindicato para solicitar la creación de un Conservatorio Profesional en Dos Hermanas. Ese es el camino.

Desde CGT defendemos una enseñanza obligatoria y postobligatoria 100 % pública. La educación es un derecho, no un negocio.

Artículo anteriorSobre las convocatorias de SIPRI del curso 2022/23
Artículo siguienteCierre de aulas públicas y aumento de las concertadas en Andalucía