Unas instrucciones para limpiarse lo mayor

1237

¿Dónde están los refuerzos COVID?

En general, son primas hermanas de las del curso 2020/21. De nuevo, imprecisas: generan más dudas que certezas, además de malestar en la comunidad educativa.

Centrémonos en algunos aspectos.

En la Sexta no se indica en ningún momento que la coordinación conlleve reducción de horario lectivo. Si desaparece esa carga horaria, se pierden infinidad de puestos de personal interino, además de que empeora la atención COVID.

Se deja la posibilidad de que sea coordinador/a una persona que lo haya sido este curso sin formar parte del equipo directivo. En la nota difundida por la Consejería y el borrador, no existía siquiera esa opción. La Delegada de Educación de Sevilla declaraba en la SER el otro día que sería función de los miembros de los equipos directivos porque tienen más disponibilidad los fines de semana. Así, tal cual. Se ve que derechos laborales y equipos directivos no cuadran para esta señora. Muchas declaraciones y cartas del consejero sobre la importancia y el reconocimiento del trabajo hecho pero, a la hora de la verdad, echan a las directivas a los leones otra vez.

El humor de la Consejería no conoce límites

Recogen la Décima y Undécima que se hagan desdobles: pero ¿cómo? ¿Magia tal vez?

Decimotercera. Medidas de Atención a la Diversidad. En su apartado 5 dice: “Para aquellos casos en los que el alumnado no pueda asistir presencialmente por prescripción médica debido a patologías que puedan poner en riesgo su salud acudiendo al centro docente, se arbitrarán medidas para su atención de forma telemática con los recursos humanos y materiales existentes. De no poderse llevar a cabo dicha atención se informará a la Inspección educativa de tal situación mediante informe motivado, con el objeto de dotar de los recursos suficientes al centro o proporcionar la atención al alumnado por vías alternativas”. Ya denunciamos el curso pasado la falta de personal para la atención domiciliaria. Con plantillas tan raquíticas no se pueden hacer milagros. Se ve que este alumnado le importa poco al señor Imbroda: no lo considerará de excelencia, que es lo que a él le gusta.

Decimoquinta. Medidas en relación a los Centros Específicos de Educación Especial. Aquí se habla de “La singularidad organizativa de los centros específicos de educación especial y la tipología de alumnado que es atendido requiere que se potencie más aún la higiene, la limpieza y la desinfección, así como las medidas de protección del personal que presta sus servicios en los mismos”. Muy bonito, pero en ningún sitio se aclara qué ocurre con el personal de limpieza extra, ni siquiera si lo va a haber.

Vigésimo segunda. Formación. Se refieren a una “básica y actualizada en prevención de riesgos laborales frente al COVID-19”: el año pasado fue un cuestionario de vergüenza ajena. ¿Quién sabe con qué nos sorprenderán este?

De los refuerzos COVID, ni una palabra, por supuesto. ¿Cómo pretende la Consejería que se pueda hacer lo mismo que el curso anterior con una reducción drástica de docentes?

Desde CGT exigimos que la coordinación COVID conlleve reducción de carga lectiva y, como mínimo, el mantenimiento de los puestos COVID del curso pasado. No pretendan engañarnos con juegos de trileros (nadie se cree que a mitad de julio aún no lo sepan), dejando que pasen los días para ofrecer unas migajas a última hora. Eso no será un logro aunque lo disfracen de lagarterana, es una pérdida.

¿En qué van a gastar el dinero que llegue de Europa y de Madrid?

Artículo anteriorNovedades (semana del 12 al 16 de julio)
Artículo siguienteNormativa sobre protocolo COVID