Tras años de denuncias de CGT, se afronta un plan para la climatización de los centros educativos

361

Desde CGT valoramos, con un sabor agridulce, la propuesta de la Consejería de Educación para afrontar actuaciones en centros educativos andaluces con necesidades urgentes de climatización.

Hace 10 años, la CGT inició su campaña de temperaturas extremas en los centros educativos andaluces. Según la normativa laboral, las mismas deben comprenderse entre los 17º y los 27ºC. Desde entonces se han ido sucediendo denuncias; eso motivó que el Consejero Álvarez de la Chica nos acusara de frívolos en 2011.
Por fin, y gracias a la presión de la comunidad educativa, se afronta la primera fase de climatización de los centros educativos. Ayer mismo, se presentaba un listado de 51 centros en los que se realizarán actuaciones urgentes de los más de 4.000 centros andaluces. En total se prevén 201 actuaciones en un plan plurianual.

Según la Consejería de Educación, la selección de centros se ha realizado “rigurosamente por técnicos de APAE con las aportaciones de aquellos ayuntamientos y AMPAS que se han reunido con Educación”. Los criterios tomados en dicha selección e incluso el número de los centros “estudiados” siguen siendo, para la opinión pública, un auténtico misterio.

En 2014 CGT actualizaba su estudio de 2011 y se concluía que un 60,2 por ciento de los IES de la muestra, a partir de las 12 horas del día en las dos primeras semanas de junio, sobrepasaban los 30 grados en las dependencias medidas. Este porcentaje aumentaba considerablemente en los centros de Educación Primaria, llegando al 66,9 por ciento en los que se superaban los 30 grados a partir de esa hora. Eso implicaría la necesidad de actuaciones en más de 2.000 centros de toda Andalucía, muy lejos de los 201 propuestos. ¿Cuáles son, por cierto?

Por otra parte, nada sabemos de las actuaciones que se harán en dichos centros y sería un esperpento que se acometiesen temas de calefacción, con urgencia, en estas fechas.

Quizás un criterio haya sido el de las zonas que, por su climatología, mayor afectación pudieran tener. La comparación con las de localidades con temperaturas más altas no se sustenta. Nos llama la atención la ausencia de centros de Linares, Montoro, Puente Genil, Palma del Río, Morón de la Frontera o Écija, por citar algunos de los municipios más calurosos de Andalucía.

Si es por las denuncias presentadas, tenemos que decir que, de los 51 centros propuestos, solo 4 han sido denunciados por CGT.

Quizás se trate de centros en los que se hayan sucedido incidentes de salud en alumnado y trabajadores pero tampoco encontramos correlación con los datos de que disponemos. Es llamativo que de los centros que imparten clases por la tarde (sus temperaturas son alarmantes) sólo se incluya una Escuela Oficial de Idiomas y un Conservatorio; ninguna Escuela de Adultos, sin embargo.

Se nos escapan, por lo tanto, cuáles han sido los criterios para dar esta exigua lista de centros en los que se realizarán actuaciones urgentes. Lo que sí echamos en falta es que se haya tenido en cuenta a los representantes de los trabajadores, que vuelven a sentirse ninguneados, tal y como se hiciera con las recomendaciones de final de curso. Solo en el último mes, CGT ha presentado más de 50 denuncias por temperaturas extremas en toda Andalucía.

Si la Consejería “quiere que la comunidad educativa tenga un papel activo en el diseño del Programa de Climatización Sostenible y de Rehabilitación Energética”, tenemos que poner en duda qué entiende la misma por este concepto, ya que en su nota de prensa solo habla de asociaciones de madres y padres con las que se ha reunido. ¿Y el resto?

La semana pasada, desde CGT, presentamos a todos los grupos parlamentarios nuestra propuesta para una posible racionalización del calendario escolar allí donde sea necesario hasta que la climatización de todos los centros educativos andaluces sea una realidad. Esperamos que la misma sea estudiada, valorada y puesta en marcha para que, en septiembre, no tengamos que asistir al bochornoso espectáculo dado por el sistema educativo andaluz en el pasado mes de junio, donde la planificación ha brillado, como siempre, por su ausencia.

Artículo anteriorCGT presenta 50 denuncias por temperaturas extremas en los centros educativos
Artículo siguientePublicación de la adjudicación provisional de plazas vacantes para las enseñanzas artísticas superiores de Danza.