Pruebas de diagnóstico: el eterno retorno

4258

La Consejería de Educación acaba de sacar las Instrucciones de 4 de abril 2024, de la Dirección General de Ordenación, Inclusión, Participación y Evaluación Educativa, por las que se concretan determinados aspectos relacionados con la realización de la Evaluación de Diagnóstico para el curso académico 2023/2024.

Después de una década tras la retirada de las pruebas de diagnóstico debido al éxito del boicot realizado por familias y docentes, nos volvemos a encontrar con ellas, no de manera aislada y puntual en unos pocos centros —como ha ocurrido algunos años—, sino generalizada para todos los colegios e institutos. Un sinsentido.

En su introducción, se habla de la importancia de la “equidad educativa” y se destaca: “Lograr que la ciudadanía pueda recibir una educación y una formación de calidad, sin que ese bien quede limitado únicamente a algunas personas o sectores sociales, resulta una finalidad prioritaria”. Esto resulta totalmente incoherente con la política de recortes y deterioro continuo de la enseñanza pública llevada a cabo desde la consejería, al tiempo que no deja de favorecer a la concertada y a la privada. A continuación —ninguna sorpresa—, aparece el mercado: “la excelencia educativa se vinculará con un conocimiento más competitivo y dinámico, capaz de contribuir a un crecimiento económico sostenido, acompañado de una mejora cuantitativa y cualitativa del empleo y de una mayor cohesión social”. Las evaluaciones de diagnóstico se plantean como mecanismo que va a “contribuir al logro de un mejor conocimiento de aquellos aspectos a mejorar en relación al logro de estos dos principios”. No hace falta gastar un dineral en estas pruebas: señora consejera, pregunte a quienes trabajamos en los centros, ténganos en cuenta. Por si no sabe por dónde empezar: disminuya las ratios, aumente las plantillas (de profesorado, PAS, PTIS, intérpretes de lengua de signos, mediación comunicativa, trabajadores y educadores sociales), cuide y mejore las instalaciones, reduzca la burocracia…

En el punto 3 de la instrucción Segunda. Finalidad de la Evaluación de diagnóstico, indica: “Los centros docentes tendrán en cuenta los resultados de estas Evaluaciones en el diseño de sus planes de mejora. Utilizarán los resultados de las mismas para organizar las medidas de atención a la diversidad y a las diferencias individuales del alumnado. Asimismo, permitirán la evaluación de los procesos de enseñanza y la práctica docente para analizar, valorar y reorientar, si procede, las actuaciones desarrolladas en los centros docentes”. ¿Qué se piensan en los despachos de Torretriana que hacemos en los centros? ¿Pero es que no llevamos trabajando todo esto desde inicio de curso? Informes del año anterior, evaluaciones iniciales, evaluaciones intermedias, 1ª evaluación, 2ª evaluación, programas de seguimiento de pendientes, programas de alumnado que repite, programas de refuerzo para alumnado de NEAE, programas de refuerzo para alumnado que presenta dificultades de aprendizaje, programas de profundización… ¿De verdad hacen falta estas pruebas?

Cuarta. Calendario y horario.

1. Las Evaluaciones de diagnóstico se realizarán los días 7, 8 y 9 de mayo de 2024, en cuarto curso de Educación Primaria y en segundo curso de Educación Secundaria Obligatoria. El día 7 se realizará la evaluación de Lengua Castellana y Literatura; el día 8, la de Matemáticas; y el día 9, la correspondiente a la Primera Lengua extranjera.

2. La prueba se iniciará en la primera sesión lectiva de cada mañana.

Quinta. Duración.

1. La duración máxima prevista para la realización de la Evaluación de diagnóstico de cada área o materia será de 90 minutos, tanto en Educación Primaria como en Educación Secundaria Obligatoria, distribuidos en dos sesiones de 45 minutos cada una, separadas por un periodo de descanso de 15 minutos.

La distorsión que suponen estas pruebas en unos centros que aproximadamente un mes después deben haber realizado la evaluación ordinaria y la extraordinaria es muy grande. Más carga de trabajo absurdo, pérdida de tiempo, correcciones, grabación de datos en Séneca, etc.

Undécima. Realización de las pruebas.

1. Durante el mes de abril, el Claustro de profesorado celebrará una sesión extraordinaria en la que se informará del contenido de las presentes Instrucciones, así como de la importancia de realizarlas de conformidad con los procedimientos descritos en las mismas.

Lamentablemente, en su celo por obtener unos resultados mejores o simplemente llevados por la inercia, hay centros que dedican varias sesiones previas específicamente a preparar estas pruebas a partir de otras de años anteriores, por lo que ven más alterada aún la programación del trimestre.

3. Todo el alumnado tiene la obligación de realizar el conjunto de las pruebas que componen la Evaluación de diagnóstico por tratarse de una actividad curricular regulada por disposiciones normativas en vigor. En concreto, el artículo 29.2 de la Ley 17/2007, de 10 de diciembre, de Educación de Andalucía, mandata en su tenor literal que: Los padres y las madres o tutores legales, como principales responsables que son de la educación de sus hijos e hijas o pupilos, tienen la obligación de colaborar con los centros docentes y con el profesorado, especialmente durante la educación infantil y la enseñanza básica. Por tanto, no se considerarán las solicitudes de exención que los padres, madres o tutores legales puedan realizar, para que sus hijos o hijas no realicen las pruebas correspondientes a la Evaluación de diagnóstico.

Metiendo miedo a las familias.

Duodécima. Codificación y corrección.

1. La Dirección del centro, oído el Equipo Técnico de Coordinación Pedagógica, designará a los docentes encargados de la codificación, corrección y grabación de los resultados de las pruebas, en número suficiente para garantizar que estos procedimientos estén finalizados antes del 28 mayo de 2024. Asimismo, designará personas suplentes para la corrección, que actuarían en caso de ausencia justificada de las titulares.

2. Las pautas de codificación y corrección de las pruebas se facilitarán a través del Sistema de Información Séneca una vez finalizada la aplicación de las mismas en todos los centros.

3. Al final de las pautas de corrección se incluye, para cada prueba, una plantilla en la que deberán consignarse las puntuaciones obtenidas por el alumnado de cada grupo, para su posterior grabación en el Sistema de Información Séneca.

Decimocuarta. Actuaciones de supervisión y control del proceso.

1. La Inspección educativa desarrollará las actuaciones de supervisión en los centros durante el proceso de aplicación de la Evaluación de diagnóstico, de conformidad con lo que establezcan sus Planes de actuación.

2. Asimismo, la Dirección General de Ordenación, Inclusión, Participación y Evaluación Educativa establecerá, de forma aleatoria, una muestra representativa de centros en los que se llevará a cabo una segunda corrección de la totalidad o parte de las pruebas, por el procedimiento que se determine. La comunicación a los centros de la composición de la muestra no se realizará, en ningún caso, con anterioridad a la finalización del plazo de grabación de los resultados en el Sistema de Información Séneca.

Todo puede ser peor y que a tu centro le toque el premio de una segunda corrección.

Decimosexta. Información a las familias.

El artículo 9 de la Ley 17/2007, de 10 de diciembre, establece que la Administración educativa facilitará a las familias la información adecuada para participar y apoyar el proceso de aprendizaje de sus hijos e hijas. Por ello, se proporcionará a los padres, madres o representantes legales del alumnado participante, un modelo de informe sobre los resultados obtenidos en la Evaluación de diagnóstico en un formato que les facilite la comprensión de los mismos. Dicho informe será entregado en el mes de junio, junto con el boletín de resultados de la evaluación final.

Las pruebas son anónimas, pero los resultados se entregan con el boletín de notas. Vamos a liar un poco más a las familias.

Desde CGT rechazamos —como hemos hecho siempre— estas pruebas y llamamos a las familias y al profesorado a realizar una campaña de boicot similar a la del curso 2012/13.

Artículo anteriorCGT gana una sentencia para el personal de FOAPS
Artículo siguienteNovedades (semana del 8 al 12 de abril)