Primeras convocatorias de SIPRI: ¿Por qué auguramos el desastre?

2857

La falta de planificación, de dotación de recursos y las políticas de recortes de la Administración del PP, C’s y Vox con el beneplácito de UGT, CSIF y ANPE van a suponer un absoluto desastre para una Educación Pública andaluza ya herida de muerte.

En CGT hemos realizado una comparativa entre la primera convocatoria del curso pasado para el Cuerpo de Maestros (597) y las dos convocatorias del mismo cuerpo para el presente curso 21/22.

Queda claro, en primer lugar, que el hecho de que este año se hayan llevado a cabo dos convocatorias demuestra, de entrada, la incompetencia en la planificación y contratación de personal docente para que este esté incorporado en el centro educativo desde el minuto uno.

Esto supone un perjuicio no solo para las plantillas, que pierden tiempo de servicio, sino también para el alumnado, que comienza el curso sin todo el profesorado correspondiente.

La Consejería de Educación nos ha vendido a bombo y platillo su acuerdo con los sindicatos UGT, CSIF y ANPE de la incorporación de 4600 nuevos docentes para adaptar las medidas del nuevo curso a la evolución de la pandemia. De esos 4600 docentes, 1914 se incorporaban al sistema educativo en la colocación de efectivos de julio. Pero en la colocación de septiembre no se ha adjudicado ningún puesto COVID, luego, ¿a qué nuevos puestos se refieren?

Si hubiese sido como dicen, aún quedarían 2686 puestos por adjudicar y, de momento, en las colocaciones de maestros solo se han dado 1432 puestos COVID. En general suponen 1254 vacantes menos que el año pasado y, comparando únicamente las vacantes COVID, son 1377 vacantes menos.

Es cierto que muchas vacantes COVID de maestros se convocaron el 14 de octubre de 2020. De no haberlas tenido en cuenta en nuestro estudio, tan solo habría una diferencia de unos 200 puestos entre este curso y el anterior pero, ¿acaso hace falta esperar más de un mes para dotar a los centros de este personal tan necesario?

Desde CGT denunciamos un nuevo “pacto de la vergüenza” entre la Administración y los sindicatos UGT, CSIF y ANPE. Lamentamos profundamente que quienes deberían defender a las personas trabajadoras le hagan el juego sin pudor a la consejería y que le faciliten notas de prensa en un mareante baile de números que, en ningún caso, se corresponden con la realidad. Lo más decepcionante y desolador es que prevemos que no será la última vez que pacten para vender al personal docente.

Dejen de engañar a la ciudadanía con datos en los que no se ponen de acuerdo ni entre las propias filas del Partido Popular y de Ciudadanos: el presidente Juanma Moreno hablaba de 7000 docentes, el consejero Imbroda de 4600 y el vicepresidente Juan Marín los estimaba en 6000. Patético.

Desde CGT nos negamos a aceptar migajas para la Educación Pública. Exigimos que se bajen las ratios (con más motivos este curso para poder mantener las medidas se seguridad por el COVID) y urgimos a una contratación masiva de personal docente. La Escuela Pública necesita más inversión y menos publicidad engañosa y pactos de la vergüenza.

ESTÁN GASTANDO MÁS EN PUBLICIDAD Y PROMOCIÓN ENGAÑOSA QUE EN LA EDUCACIÓN PÚBLICA.

Continuará…

Artículo anteriorLa Delegación de Educación de Sevilla aprieta y ahoga al alumnado del IES Diamantino García Acosta
Artículo siguienteNovedades (semana del 20 al 24 de septiembre)