No te conformes

0
890

Como viene ocurriendo hace años, cuando llegan estas fechas, las plantillas de los centros y las familias se echan a temblar. La sangría de clases que se quedan por el camino es ya todo un clásico. Ese reguero no deja indiferente a la comunidad educativa.

Ahora mismo los datos son provisionales puesto que aún no está completo el proceso de escolarización pero ya sabemos de la supresión de unidades en Córdoba:

  • CEIP Miragenil, pierde una unidad de 3, 4 y 5 años respectivamente.
  • El CEIP Dulcenombre, pierde una unidad de 4 años y dejan una mixta de 3-4 años.

Y Almería: un aula en los colegios Madre de la Luz, La Chanca, San Valentín, Los Almendros, Ave María del Diezmo, Luis Siret, Madre de la Luz y Padre Manjón, en la capital; Francisco Villaespesa, Gabriel Cara y Arcoiris, en Roquetas de Mar; Loma de Santo Domingo y Laimun, en El Ejido; Jerónima Reche, en Chirivel; La Jarilla, en Huércal de Almería; San José de Calasanz, en Huércal-Overa; Nuestra Señora de Monteagud, en Uleila del Campo; y Ángel de Haro, en Vera; así como en el CPR Alhfil, en Lucainena de las Torres, y la EI Mar de Alborán, en Almería.

Es importante recordar que el centro que perdió una unidad de 3 años el curso pasado la pierde de 4 este, y así sucesivamente: en 9 cursos pierde 9 clases, con la disminución y los desplazamientos de personal docente y no docente que lleva aparejados. Y la cosa no acaba ahí, porque luego la eliminación de grupos salta a la ESO (donde ya se notan los efectos), para llegar finalmente a la posobligatoria. Por tanto, perder una unidad de 3 años es mucho más que eso: tiene una repercusión enorme.

Profecía autocumplida

Las Delegaciones parten con el recorte de unidades sin esperar a conocer el número de solicitudes. De este modo, las familias —para “asegurarse” una plaza— acaban por no pedir en esos centros donde la administración dice que se van a perder. De este modo, se está condicionado el procedimiento, orientando a las familias para que soliciten la plaza en otro colegio.

Algo cada vez más frecuente es la creación de unidades mixtas, fenómeno extraordinario y muy limitado geográficamente hasta hace nada. Su expansión y la la denunciamos ya en Sevilla.

Bajada de ratios

Esta es una petición recurrente de toda la comunidad educativa. Ya es hora de asumirla por parte de la Consejería de Educación. Una medida así evitaría la eliminación de unidades prevista. Igual que se cierran los servicios de pediatría o los centros de salud, se eliminan aulas de la educación pública en una voladura progresiva y programada, mientras se blindan o aumentan las aulas concertadas (privadas financiadas con dinero público).

¡Bajada de ratios ya! ¡Ni una plaza menos en la pública! ¡Estabilidad docente!

Hemos preparado este formulario para ayudarnos a conocer de primera mano la previsión de unidades que se van a suprimir para el curso 2023-2024. La Administración esgrime que el cierre se debe a la bajada de la natalidad. Nosotras entendemos que se deben a razones más políticas que sociales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí