La salud del profesorado andaluz y SIPRI

2150

Tras la reactivación de SIPRI el pasado 16 de abril para poder cubrir bajas, permisos, jubilaciones y vacantes de docentes para así atender a todo el alumnado en esta excepcional situación, el 23 de abril lanzábamos un comunicado ante nuestro desconcierto al observar, que las plazas convocadas eran llamativas por su escasez: «La farsa de la reapertura de SIPRI: una tomadura de pelo a la comunidad educativa».

La grata sorpresa nos la llevamos de nuevo cuando vemos las adjudicaciones de las últimas dos semanas. A estas alturas de confinamiento la salud de los docentes andaluces debe ser magnífica, cincuenta y dos días en los que la Administración ha cuidado día a día de nuestro bienestar con tratamientos puntuales antiestrés y psicológicos con la consiguiente reducción de las bajas por enfermedad para beneficio de toda la comunidad educativa y beneplácito de las arcas de nuestra bendita y querida Administración.

¡Atento, personal interino! No es la Administración la responsable de los escasos llamamientos en SIPRI, alegraos de la buena salud del profesorado andaluz y de que los permisos y jubilaciones escaseen en tiempos de coronavirus.

Los datos hablan por sí solos:

CUERPOS Y ESPECIALIDADESPLAZAS CONVOCADAS 29/04/2020PLAZAS CONVOCADAS 06/05/2020
EDUCACIÓN INFANTIL11
EDUCACIÓN PRIMARIA98
EDUCACIÓN FÍSICA PRIMARIA31
INGLÉS PRIMARIA72
FRANCÉS PRIMARIA12
PRIMARIA BILINGÜE INGLÉS01
PRIMARIA MÚSICA BILINGÜE INGLÉS01
PEDAGOGÍA TERAPÉUTICA20
AUDICIÓN Y LENGUAJE10
EDUCACIÓN SECUNDARIA3032
ORIENTACIÓN EDUCATIVA52
TÉC. FORMACIÓN PROFESIONAL21
ESCUELA OFICIAL DE IDIOMAS10

La reactivación de SIPRI sigue siendo una pantomima a la luz de los datos anteriores. La Administración, más preocupada por ahorrarse el dinero que por la atención del alumnado, no cubre esas plazas, sobrecargando así al resto de la plantilla. Y, como siempre, el colectivo interino, el más perjudicado: cesados, perdiendo tiempo de servicio y derechos salariales, retrocediendo en las bolsas decenas de puestos… La utilización de esta crisis sociosanitaria por parte de la Consejería para continuar con la degradación de la Educación Pública es simplemente inaceptable.

Desde CGT estaremos alerta ante las próximas convocatorias y seguiremos luchando por la estabilidad del personal interino: «Quienes están se quedan».

Artículo anteriorQuienes están se quedan
Artículo siguienteCGT exige información detallada sobre las pruebas de Selectividad para profesorado y alumnado