¿El Instituto de Enseñanzas a Distancia de Andalucía en peligro?

2404

La Educación Pública andaluza no puede permitirse que se desvirtúe y desmantele el que ha sido un centro de referencia nacional e internacional en las enseñanzas a distancia para personas adultas.

El IEDA nació en el año 2009 como centro de referencia para coordinar y desarrollar la formación a distancia de personas adultas en Andalucía. Su objetivo era adaptar esta modalidad de enseñanza a las nuevas realidades tecnológicas, y a las necesidades de una población adulta que en Andalucía tenía en ese momento una de las tasas más bajas de titulación dentro del Estado español.

Con el tiempo su oferta formativa se ha ido extendiendo, pasando de ofrecer meramente las titulaciones oficiales de ESO y Bachillerato a cubrir una amplia gama de facetas formativas: Enseñanzas Oficiales de Idiomas, algunas titulaciones de Formación Profesional, preparación de pruebas de acceso a la Universidad y Ciclos Formativos Superiores o Enseñanzas Deportivas de Régimen Especial. Y, además, aparte de atender a las personas adultas, el IEDA ha jugado un papel clave en la atención a menores privados de libertad.

La apuesta inicial era fuerte: optar por la digitalización de estas enseñanzas en el entorno de una plataforma educativa libre (MOODLE) y crear contenidos y materiales formativos propios, sometidos a un continuo proceso de actualización a cargo del profesorado que se incorporaba a la plantilla. Un profesorado, por otra parte, seleccionado en convocatorias públicas anuales entre personas candidatas que cumplen una serie de requisitos y aceptan unas condiciones de trabajo que no son las habituales en la enseñanza presencial; entre otras: el compromiso de trabajar en la elaboración y actualización del material didáctico y la disponibilidad para desarrollar actividades en horario y jornada extraordinarios.

Nadie puede dudar del rotundo éxito de esta institución en sus doce años de vida en las dos facetas que cubre:

– En su seno se han formado y obtenido titulaciones oficiales en Andalucía decenas de miles de personas que con los sistemas tradicionales de formación habrían tenido muy complicado el acceso a la promoción educativa.

– Los materiales didácticos elaborados por el profesorado del IEDA han servido para la formación de otras decenas de miles de personas adultas en la modalidad de Enseñanza Semipresencial, atendida en muchos centros ordinarios de Andalucía. Pero, además, la versatilidad de estos materiales, unida a su distribución libre y a su fácil adaptación en diferentes entornos de la plataforma MOODLE, ha sido un colchón de aire ante la caída libre al vacío que supuso el confinamiento de la educación ordinaria y el recurso forzoso a mecanismos de teleenseñanza.

Todos los centros educativos andaluces cuentan con plataformas MOODLE, y en todas ellas son fácilmente incorporables y editables para su adaptación los materiales didácticos elaborados por el IEDA para la ESO y el BACHILLERATO.

¿No sería de esperar que ante la situación actual de pandemia la Consejería de Educación apostara por potenciar y ampliar el Instituto de Enseñanzas a Distancia de Andalucía?

Pues a nuestro Consejero parece que le chirría el que haya una entidad educativa pública de éxito y prestigio, que trabaja con herramientas de software libre, que crea contenidos educativos propios -y de libre acceso universal- y que se mantiene con el único trabajo de profesorado público, sin necesidad de recurrir a la ayuda de corporaciones privadas que, en algunos campos, van incluso por detrás y toman su trabajo como modelo.

¿Tiene algún sentido que este curso el profesorado del IEDA haya sido “obligado” a crear cuentas corporativas con Google, cuando la plataforma MOODLE de que disponen es una herramienta contrastada y más eficaz que las que ofrecen a día de hoy las corporaciones privadas? ¿Es que el Consejero Imbroda quiere que el zorro cuide a las gallinas? ¿Necesita el IEDA a Google, o es Google quien quiere “aprender” en el IEDA?

¿Tiene algún sentido que este curso se haya ofrecido al profesorado del IEDA formación en el uso de las herramientas de Google? Seguro que sería este profesorado el que podría dar formación al personal de Google en muchas cuestiones de educación a distancia.

Por otra parte, crece el rumor de que la intención de la Consejería es desmantelar el IEDA y dispersar la gestión de las Enseñanzas a Distancia en Andalucía en diversos centros. Es decir, romper las dinámicas de trabajo creadas, la coordinación entre el profesorado, el trabajo en equipo… Tal vez en la mente de nuestro Consejero esté el que finalmente sea también alguna compañía privada la que asuma, previo pago, la elaboración de materiales didácticos o el soporte técnico de las Enseñanzas a Distancia, relegando el papel del profesorado público al de simple gestor.

A nadie escapan las noticias de que Google y otras empresas tienen ya proyectos de ofrecer titulaciones educativas oficiales en modalidad on-line, y cuando ese momento llegue, nada mejor que haber desmantelado la única institución pública que puede hacerle sombra.

Nos consta que en sus años de existencia el IEDA ha ofrecido a Andalucía, pero también a toda España y al mundo de habla hispana, materiales didácticos de primera calidad y que se han usado incluso para la formación de personas ciegas en México (convirtiendo en archivos sonoros algunos de los contenidos educativos de ESO elaborados en su seno). No vendamos por un plato de lentejas uno de los pocos buques insignia que con tanto trabajo ha creado la Educación Pública andaluza.

El IEDA no sólo debe mantenerse en su actual estructura de organización y funcionamiento: la apuesta debería ser potenciarlo y ampliar su plantilla, hacerlo crecer a partir de las raíces que ha consolidado y convertirlo en una herramienta de apoyo a todas las modalidades de la enseñanza pública. Ahora más que nunca.

Artículo anteriorCGT se adhiere a la petición de las educadoras y educadores sociales de Andalucía
Artículo siguienteInspección de Trabajo requiere a Educación que garantice una ventilación adecuada