Contra la pérdida de unidades en la pública

700

CGT junto con otras organizaciones anuncia próximas movilizaciones para la defensa de la escuela pública en Sevilla

Este jueves 4 de marzo se cumple un año de la huelga y manifestación que sacó a miles de personas a la calle para protestar por el Decreto de Escolarización de la Consejería de Educación.

La comunidad educativa en su conjunto (alumnado, familias y personal de los centros) vuelve a expresar su rechazo a una norma que supone un ataque a la escuela pública y la pérdida de sus unidades.

Significativo es el caso de Mairena del Aljarafe, donde parten con 5 unidades menos en Infantil de 3 años. No es el único municipio mermado: Alcalá de Guadaíra, Dos Hermanas, Écija, Marchena o Morón son otros de los afectados. En Sevilla ciudad, se pierden, por ejemplo, dos unidades en Triana (CEIP San Jacinto y CEIP Vara del Rey), otra en el CEIP Joaquín Turina y en el CEIP San José Obrero (de compensatoria). Con ese punto de partida, desde la Delegación se orienta la escolarización, provocando un trasvase de alumnado de la pública a la privada-concertada. Entretanto, no se dejan de concertar unidades. Mientras, en determinadas zonas, como el casco histórico, siempre se quedan muchas familias sin poder escolarizar a sus menores en centros públicos. Frente al blindaje de la concertada, exigimos, como mínimo, la estabilidad de las plazas públicas, y una posterior recuperación de todas las que se han eliminado.

En tiempos de pandemia, es más que razonable que se produzca una disminución de ratios para hacer frente al COVID y, de paso, no se cierren unidades. Cada unidad pública que se cierra provoca una pérdida de empleo público, de pluralidad, de calidad educativa y desplazamientos de profesionales docentes y no docentes. No tiene sentido partir del límite máximo, pues luego esto se traduce en ratios por encima de lo permitido debido a matriculaciones extemporáneas. La Administración lo sabe pero actúa como si no fuese a suceder. De esta forma, el año pasado se perdieron cerca de 600 grupos en toda Andalucía, prácticamente 200 en la provincia de Sevilla. Para este curso las previsiones van en la misma línea. La Consejería sigue apostando por la privada concertada y mantiene el concepto “demanda social” en contra de la LOMLOE, norma de rango superior.

Por todo ello, familias, estudiantes y sindicatos convocan una rueda de prensa para anunciar próximas movilizaciones el jueves 4 a las 10 en la Delegación de Educación. Exigimos a la Administración una apuesta firme por la educación pública y que la caída de la natalidad se refleje en una bajada de ratio que garantice una educación pública segura y de calidad.

Artículo anteriorNovedades (semana del 2 al 5 de marzo)
Artículo siguienteCGT solicita que se mantengan los puestos COVID para el curso que viene