Comienza otro curso en el que plantearnos para qué es la escuela

423

Comienza otro curso en el que plantearnos para qué es la escuela. Si es ésta una herramienta para transformar el mundo y ayudar a comprenderlo o si debe ser una fábrica donde el único producto buscado sea mano de obra y rijan las más inhumanas leyes del mercado.

Necesitamos tener presente que la brecha entre la sociedad que deseamos y la escuela que creamos solo puede cerrarse con COHERENCIA.

Democracia y justicia sólo pueden aprenderse mediante la práctica, no a través de la teoría. Tampoco la curiosidad. Tampoco la empatía, tan incompatible a veces con lo competitivo.

Os deseamos un buen curso y que no decaiga la ilusión por hacer la mejor escuela posible.

Artículo anteriorPublicadas las Instrucciones para el desarrollo de programas para la reducción del abandono temprano del sistema educativo: MOTÍVATE, QUEDARTE y EMOCIÓNATE, en el marco del Programa PROEDUCAR
Artículo siguienteSituación en tiempo real del estado de las bolsas de sustituciones