¿Qué hay detrás de Séneca o de Pasen?

2537

Quis custodiet ipsos custodes?

¿Quién vigilará a los propios vigilantes?

Juvenal

No vamos a glosar al poeta latino ni a Watchmen, ya nos gustaría. Vamos a hacer algo más sucio: meternos en las tripas informáticas de la escuela.

La gestión de los programas y datos que mueve la Consejería de Educación está en manos de una empresa adjudicataria de un acuerdo de aproximadamente 8 millones y medio de euros en dos años.

Según la propia Consejería, «Séneca, hoy en día, se conforma como un Sistema de Gestión en el que participan más de 150.000 profesoras y profesores gestionando a más de 3.400.000 alumnos y en el marco de cerca de 7.600 centros educativos. Dentro de este contexto y como dato relevante durante el último curso escolar, se gestionaron más de 51 millones de calificaciones, 54 millones de partes de ausencia y se generaron más de 46 millones de informes».

El caso AYESA: Historia de una privatización

SADIEL (Sociedad Andaluza para el Desarrollo de la Informática y la Electrónica) nació en 1984 con dinero público como sociedad instrumental de la Junta para promover el desarrollo del sector TIC. En el 2000, la Junta dio entrada en su accionariado a empresas privadas, reservándose el 37,5%. En 2011, el 78% estaba en manos de AYESA y solo el 22% en las de la Junta. De este modo, de empresa pública se convirtió hace unos años en Ayesa Advanced Technologies S.A. Es la encargada de gestionar Séneca, CAUCE, SHIRUS, las Nóminas o Pasen, por lo que maneja una información bestial y muy sensible. Quizás no esté de más saber cuántas personas hay trabajando detrás.

En el pliego de prescripciones técnicas, se desglosa el personal necesario para cada uno de los dos lotes de que consta el contrato y su cualificación. Asimismo se indica (3.1. p. 15): Le corresponderán a la Administración los poderes de verificación y control de la contrata establecida en la LCSP (Ley de Contratos del Sector Público).

Planificación de perfiles estimados en el contrato.

Lote 1: Mantenimiento y Evolución del sistema de información SENECA/PASEN. 44 trabajadores.

Perfiln.º perfileshoras/año
Jefe proyecto11.760
Consultor47.040
Analista610.560
Analista programador o diseñador gráfico915.840
Programador2442.240

Lote 2: Desarrollo de Nuevos Módulos de administración electrónica en el sistema de información SENECA. 24 trabajadores.

Perfiln.º perfileshoras/años
Jefe proyecto11.760
Consultor23.520
Analista35.280
Analista programador o diseñador gráfico58.800
Programador915.840

Trabajadores de la propia empresa nos indican que hay solo 45 empleados asignados de un total de 68 (44+24), trabajan realmente 45, por lo que más de un tercio se pierde por el camino o se dedica a otros proyectos de la empresa distintos del mantenimiento y desarrollo del sistema Séneca/Pasen. Como ha denunciado CSC (Coordinadora Sindical de Clase), por si esto fuera poco, AYESA emplea a un grupo de becarios, incumpliendo los perfiles que se recogen en el contrato. Además de la experiencia profesional, la diferencia salarial entre becarios y analistas o programadores no es ninguna tontería. El ánimo de lucro se da por descontado pero, si eso repercute en no dar la asistencia técnica adecuada, estamos hablando de otra cosa. Se trata de irregularidades y perjuicio a lo público.

La Junta de Andalucía es conocedora de la situación y cómplice de un sistema de contratación y condiciones laborales que fomenta la precariedad. Se contrata a trabajadores con una categoría profesional para realizar funciones superiores que no les son reconocidas. Conculca así la Junta su propio Estatuto de Autonomía en lo concerniente a derechos de los trabajadores.

¿Cómo afecta esto a la comunidad educativa?

Del funcionamiento de dicho sistema depende en buena medida nuestro trabajo. Conocemos y padecemos de manera recurrente sus fallos, saturaciones, apagones… En época de confinamiento, teletrabajo y matriculación telemática se pone de manifiesto si la red es capaz o no de soportar tal peso, como estamos sufriendo estos días. Plataformas que no van, se quedan colgadas o no tienen capacidad para soportar un volumen alto de usuarios simultáneamente. Eso por no hablar de los millones de datos confidenciales que manejan personas de una empresa privada o de las fugas de información, que haberlas haylas. Como la del 10 de mayo, cuando circulaban los destinos definitivos del concurso general de traslados por las redes. ¿Qué seguridad se nos da?

Desde CGT creemos que es hora de devolver el carácter 100% público a la gestión de los sistemas informáticos de la Junta, que debe velar, entretanto y hasta una futura absorción, por las condiciones de todo el personal que trabaje para ella y garantizar que se cumplen sus derechos.