CGT contra el cierre del Colegio de El Marquesado

766

CGT se suma a la protesta de las familias contra el cierre del Colegio de El Marquesado el próximo el 8 de marzo

La central sindical CGT Enseñanza Cádiz denuncia que el  cierre del Colegio El Marquesado sito en el término municipal de Puerto Real es un ataque intolerable y flagrante a la escuela pública y muestra del desprecio de la Consejería de Educación hacia los espacios rurales.

CGT exige que las casi 40 familias afectadas puedan seguir escolarizando a sus hijos en esta Escuela Infantil  del pueblo o barriada El Marquesado.

El Sindicato de Enseñanza de la Confederación General del Trabajo (CGT) apoya las protestas de las familias del colegio público infantil de El Marquesado contra la decisión de la Delegación de Educación del Gobierno Andaluz de cerrar este centro educativo público y asistirá a la protesta del próximo 8 de marzo a las 12:00 horas y el corte de carretera planteado como medida de presión dada la gravedad de la decisión.

CGT considera este cierre de un centro público un nuevo ataque del Gobierno andaluz a la escuela pública gaditana y muestra del desprecio hacia el entorno rural al que se le eliminan sus servicios básicos.

Para el sindicato la cercanía a sus casas del alumnado, aún más cuando se trata de un alumnado de tan corta edad (de tres a cinco años), debe ser el criterio fundamental para determinar su escolarización, por lo que es incomprensible que se cierre este colegio en el pueblo, provocando que haya que usar transporte escolar para trasladarlos a clase todos los días, con el aumento del tiempo fuera de sus casas y las molestias que supone para las familias de manera totalmente innecesaria, puesto que hay alumnado más que suficiente para mantener abierto el colegio.

Esto es aún más grave puesto que el Colegio al que va a trasladarse al alumnado, situado en la barriada puertorrealeña de Casines, ni siquiera está terminado y todo parece indicar que no lo estará cuando comiencen las clases en el mes de septiembre.

Los antecedentes en caso similares son preocupantes, como por ejemplo ha sucedido este curso en el IES Nuevo de Jerez en el que ha escolarizado al alumnado sin haberse terminado completamente las obras de construcción, causando un verdadero caos organizativo en el centro y unas penosas condiciones de estudio y trabajo al alumnado y profesorado del mismo. Dadas lo poco avanzadas que van las obras todo parece anunciar una nueva chapuza en el nuevo colegio de Casines.

Pero sobre todo no se entiende, que habiendo alumnado suficiente, se apueste por cerrar un colegio en un pueblo, en lugar de mantenerlo abierto, contribuyendo así a la pérdida de servicios y vida del entorno rural, en lugar de invertir y mantener las instalaciones en un estado adecuado. Se muestra así el desprecio hacia el entorno rural de la Consejería de Educación,  obligando a tener que usar transporte escolar a alumnado de muy corta edad teniendo el colegio hasta ahora al lado de sus casas.

Máxime con los antecedentes del pésimo transporte escolar que caracteriza a la zona con frecuentes fallos en los autobuses por su mal estado, con retrasos de horas en ocasiones debido a averías poniendo en riesgo la integridad física del alumnado.

Por ello, CGT exige al Delegado de Educación de Cádiz, Miguel Andreu Estaún, la rectificación y la marcha atrás en la decisión del cierre de un centro público, perfectamente viable por número de alumnado y que se invierta en el edificio del Colegio en el pueblo de El Marquesado para mantener los servicios públicos en el pueblo, clave para mantener la población en el entorno rural.

Artículo anteriorConvocatoria para profesora en el CSM Andrés de Vandelvira (Jaén, 2019/2020)
Artículo siguienteA la Consejería le preocupa el coronavirus pero no la falta de personal de limpieza en los centros educativos