SIPRI, ¿Transparencia y operatividad u opacidad e ineficacia?

261

El pasado 28 de enero la Dirección General del Profesorado y Gestión de Recursos Humanos, tras varios aplazamientos, efectuó la primera convocatoria para la cobertura de sustituciones y vacantes sobrevenidas mediante el nuevo sistema de Provisión de Interinidades (SIPRI). El nuevo sistema prometía transparencia y operatividad. Lejos de la realidad, la transparencia se volvió opacidad y la operatividad ineficacia.

2072 docentes integrantes de las bolsas de trabajado fueron convocados a participar para cubrir 479 plazas, es decir, 5 personas por cada plaza obligatoria. Las personas convocadas tienen 24 horas para aportar la documentación requerida a través del SIPRI.

El nuevo sistema obliga en primer lugar, a los interinos/as y aspirantes a estar pendientes del sistema de llamamientos todos los lunes, ya que si has sido convocado y no participas en la convocatoria quedas inactivo de oficio para el resto del curso. De hecho 730 personas convocadas en este primer llamamiento han sido declaradas inactivas de oficio, muchas de las cuales son aspirantes, y desconocen el funcionamiento al estar todavía fuera del sistema educativo. De seguir así, las bolsas de trabajo de los diferentes cuerpos no tardarán en agotarse, debido a la cantidad de personas a los que no se les va a volver a convocar y no pueden subsanar su error.

Por otro lado, los y las interinas así como aspirantes a interinidad, desconocen su posición en bolsa, porque el nuevo sistema no ofrece la posibilidad de consultar esta opción, con lo que no se sabe exactamente quién ocupa una posición inferior o anterior a cada una de las personas que forman parte de las distintas bolsas en las distintas especialidades, para poder saber cuándo se puede producir su llamamiento y poder comprobar que se cumple rigurosamente con el orden establecido en bolsa para efectuarlo.

En tercer lugar, y no menos grave, de seguir con un solo llamamiento a la semana, el tiempo de servicio de los y las interinas y aspirantes así como la continuidad en sus puestos de trabajo se verá reducido. Debido a la tardanza en los llamamientos en esta primera convocatoria 57 plazas ya habían sido ocupadas por su titular. Además, si un interino/a cesa un martes, no será convocado hasta el próximo lunes y no ocupará un nuevo puesto hasta el siguiente lunes. Esta situación no permite aplicar el proyecto de ley que revierte los recortes educativos que introdujo el gobierno central (Real Decreto Ley 14/2012) y que anula que cuando se produzca una baja haya que esperar 10 días hábiles para que sea ocupada por un interino/a.

Desde CGT exigimos al menos dos llamamientos a la semana, que los interinos/as así como aspirantes puedan conocer su situación en bolsa y que las personas que han sido afectadas por esta primera convocatoria y a las que se les ha desactivado, puedan subsanar su error. El SIPRI tiene mucho que mejorar.

¡QUIENES ESTÁN SE QUEDAN!