Las familias le sacan las castañas del fuego a la consejería

480

Lo hemos denunciado numerosas veces: la Consejería de Educación ignora y maltrata al alumnado con Necesidades Específicas de Apoyo Educativo (NEAE). No contrata a docentes especialistas, no establece una ratio máxima, no cubre las sustituciones con celeridad, elimina aulas específicas…

En el caso del alumnado NEAE dependiente o gran dependiente (alumnado que necesita asistencia para ir al baño, comer, beber, limpiarse la boca, etc.) se hace imprescindible la figura del PTIS (Profesional Técnico de Integración Social), quien le ayuda a realizar estas tareas. Es importante aclarar que prestar este tipo de asistencia al alumnado no es competencia del personal docente, que no tiene la formación específica necesaria y que es responsable también del resto de grupo (normalmente, más de 25 personas) durante las horas de clase.

Pero la falta de humanidad, empatía y profesionalidad de la consejería es tal, que abandona a su suerte a este alumnado. No cubre los puestos de PTIS, mira a otro lado y permanece impasible ante la posibilidad de que un menor se atragante, pase más de 6 horas sin poder ir al baño o nadie le cambie la ropa si se hace sus necesidades encima.

Es el caso del CEIP Ortiz de Zúñiga, en Sevilla, que lleva sin PTIS desde el 20 de diciembre. Delegación decidió que había 3 alumnas/os NEAE del centro que no tenían derecho a la educación ni a la dignidad, como el resto. Las familias, lógicamente, no están dispuestas a abandonar a sus hijos e hijas a su suerte, y se están haciendo cargo de todas las tareas que debería realizar el PTIS, con todo el trastoque que ello implica: estar todas las horas lectivas pendiente del teléfono por si hay que acudir al centro, ausentarse del puesto de trabajo cada día, pagar a otras personas para que vayan al colegio…

CGT exige a la Consejería de Educación que se cubran inmediatamente todos los puestos PTIS. La consejería no puede delegar en las familias. La obligación de atender al alumnado NEAE y permitirle que ejerza derecho a la educación durante el período lectivo es únicamente suya.