Improvisación y arbitrariedad de la Delegada de Educación de Málaga en el primer día de curso

252


Mercedes García Paine, Delegada de Educación, elimina el protocolo COVID de inicio de curso de forma improvisada.


La prohibición de llevar a cabo el plan previsto de entrada escalonada para el inicio de curso en los centros fue comunicada con menos de 24 horas de antelación a través de los servicios de inspección de la delegación territorial.


Los centros han tenido que comunicar urgentemente a las familias a lo largo de la tarde de ayer la cancelación del protocolo de flexibilización de la Junta de Andalucía que se había diseñado y que permitía la incorporación escalonada al inicio de curso escolar, potenciando así las medidas anti-COVID con el objetivo principal de evitar las peligrosas aglomeraciones que se dan en las entradas al inicio de curso.

Esta situación se ha visto agravada en el caso de algunos centros que acogen a un gran número de alumnado, como en el CEIP Palma de Mallorca de Torremolinos, el segundo CEIP más grande y con más alumnado de toda la provincia de Málaga, que acoge a más de 900 alumnas y alumnos y que dispone de transporte escolar, aula específica de Educación Especial en un edificio independiente, aula matinal, comedor y alumnado de más de 30 nacionalidades.

Es evidente el caos que se puede generar un primer día con la desubicación y desorientación de semejante número de niños y niñas de diferentes culturas en un espacio nuevo, con personas y dinámicas desconocidas.

Desconocemos el origen de los “poderosos” motivos que han llevado al cambio repentino de parecer y que ha supuesto la eliminación de un protocolo elaborado minuciosamente y que ya había sido desarrollado con total normalidad el curso pasado y, por lo tanto, visado y aprobado por esta misma delegación.

¿Por qué a algunos centros, incluso de la misma localidad, se les permite un inicio de curso escalonado y a otros no? ¿Por qué se elimina el protocolo con menos de 24 horas de antelación?

Esta arbitrariedad e irresponsabilidad de delegación ha provocado grandes aglomeraciones a las puertas de muchos centros educativos el primer día de curso, además de trastocar a muchas familias, que no han podido organizarse o ni siquiera conocer a tiempo esta modificación repentina de los horarios.

No podemos olvidar la realidad de estos cientos de miles de niños y niñas menores de 12 años, obligados hoy a acudir masivamente a los centros, sin haber sido vacunados, todavía en un contexto de grave pandemia y con la presencia de la variante delta, mucho más contagiosa.

Tampoco podemos dejar de mencionar que durante el curso pasado, a pesar de la dejadez de la Administración y gracias al esfuerzo de docentes, familias y del propio alumnado y de las medidas anti-COVID diseñadas y desarrolladas se pudo funcionar con menor riesgo a pesar de una consejería que, insistimos, no estuvo a la altura de las circunstancias.

Es por todo esto que desde CGT Enseñanza Málaga denunciamos la arbitrariedad de una decisión que ha enfrentado hoy, ante un riesgo innecesario, a cientos de familias, alumnado y profesorado desde el primer día de curso.

Esperemos que no haya que lamentarlo en unos días.