GARSI LACIO DE LA MEGA

1341

SONETO II

En fin, en vuestra classroom me han metido,
do sé que he de morir tan secuestrado,
que utilizar la Moodle me es vedado
por un claustro asaz ya convencido.

Mi pecado no sé cuál habrá sido
por preferir el software liberado,
por querer ofrecer a mi alumnado
material en entorno protegido.

Mis tareas han sido ya colgadas
donde la cortedad y la pereza
dieron mal fruto dellas por mi suerte:

¡basten las que tengo evaluadas;
no os venguéis de mí, Google, con dureza;
que ya tenéis mercado hasta la muerte!

SONETO XX

Con tal fuerza y vigor son concertados
para mi perdición tantos colegios
—pareciera cosa de sortilegios—,
al tiempo que son públicos cerrados.

Curas y monjas, los beneficiados,
siguen gozando grandes privilegios:
¿no podemos hablar de sacrilegios
por ser sus centros doble financiados?

Especial, FP, Bachillerato…
No queda nada por privatizarte.
Toda la pública se desmantela.

Consejero, usted nos es non grato.
Váyase con su música a otra parte:
prefiero los conciertos de vihuela.

SONETO XXIII o DE LOS DOS PARES DE CALCETINES

En tanto que de Rosa y de Azucena
se congelan las manos en su asiento,
entrechocan los dientes por el viento
que se cuela y la sangre hiela en vena;

y en tanto estalactitas, su melena
ha perdido ya todo movimiento;
no hay para los apuntes aposento,
que el viento mueve, esparce y desordena:

coged de vuestro armario buena manta,
térmica y gorro antes que el tiempo helado
cubra de escarcha toda vuestra planta.

Consejero, de nuevo nos ha airado:
¿ventilación solo cinco minutos
por hora en los colegios e institutos?

SONETO XXXVIII

Estoy contino en mantas abrigado,
con mascarilla ahogando mis suspiros,
y no me duele agora osar deciros,
consejero, a vos debo aqueste estado;

que viéndome do estoy, tan congelado
por el deber que tengo de seguiros,
si me quiero tornar para huiros,
pudiera verme bien expedientado.

Si calentarme quiero, no hallo lumbre;
escápame la vida en cada clase: 
recuerdo triste a quienes han caído.

Y mientras, vos, en tan caliente cumbre,
decid que con un momento bastase
ventilar y que el virus se haya ido.