En defensa del personal docente de los centros rurales

149

Que el “plan” de reestructuración de la red de centros escolares públicos en la provincia de Granada se está cociendo de prisa y corriendo, a golpes de improvisación, ocurrencias y falta de transparencia, parece evidente a estas alturas; dada la escasa información precisa que se ha ofrecido hasta la fecha a las organizaciones sindicales, pese a las reuniones con responsables de la Delegación.


Resulta triste que en la última reunión el pasado jueves 9 de enero con las Jefaturas Recursos Humanos y Planificación, justo mientras el Sr. Delegado daba una rueda de prensa ante los medios, las informaciones transmitidas no fueran coincidentes, especialmente respecto al plan de retirada de las enseñanzas de ESO a las escuelas rurales de nuestra provincia que, en situación de “ilegalidad” (según el Delegado de Educación) las mantienen hasta la fecha. Sobre esto hay mucho que decir, y ocasión habrá de hacerlo, porque es una situación para nada “surrealista”, como la califica el Delegado, sino muy relacionada con la particularidad física y poblacional de la provincia de Granada (solamente hay que mirar el mapa de Andalucía y comparar el relieve, las infraestructuras de comunicaciones y la dispersión poblacional).


Pero la gota que ha colmado el vaso de nuestra paciencia han sido los “argumentos” esgrimidos por el señor Delegado para justificar el desmantelamiento de las enseñanzas de ESO en las escuelas rurales y su apuesta por trasladar desde los 12 años al alumnado de estos centros a los IES más cercanos (en ocasiones ni tan cercanos ni tan bien comunicados como sería de desear).

Ante las declaraciones del Delegado de Educación, del 9 y 10 de enero, en medios de comunicación, cuestionando la formación del profesorado que imparte clase en el primer ciclo de la ESO en centros rurales, desde CGT manifestamos nuestro reconocimiento y apoyo a la labor docente de los maestros y maestras que han impartido e imparten estas enseñanzas y pedimos más rigor y seriedad a la hora de buscar culpables de los “supuestos” malos resultados. Más bien desde la Delegación se debería recapacitar sobre algunos factores que inciden en el rendimiento del alumnado. Dentro de estos factores, podemos destacar factores negativos como son el verse sometido dicho alumnado a los horarios que originan el transporte escolar, o la menor dotación de medios e infraestructuras en los centros rurales.


Pero, de todos modos, incluso con estos factores negativos, no existe ningún estudio riguroso que avale las declaraciones del Delegado, que sólo justifica sus argumentos en opiniones vertidas, según él, por los Jefes de Estudio de los IES. Dándole la vuelta, sí tenemos que decir que los centros pequeños ofrecen más cercanía con las familias y un contacto muy directo entre éstas y el profesorado, siendo este contacto un factor que favorece enormemente el mejor seguimiento del alumnado. Cuando este alumnado se traslada a macrocentros tarda lógicamente un tiempo en adaptarse; ello es innegable. Pero también es cierto que los resultados escolares en los SemiD no son peores que los de los IES, según nos consta por profesores y profesoras que imparten su docencia en centros rurales. No se nos puede olvidar tampoco que el rendimiento académico del alumnado depende de un factor clave como es el nivel sociocultural de la familia. Y a las zonas rurales se les priva, en muchas ocasiones, de medios y recursos culturales.

Por todo ello, desde CGT Enseñanza Granada consideramos que las declaraciones del Delegado son excusas para abaratar costes, reducir plantilla, y aumentar las ratios en los IES, masificándolos más aún. Mejorar en Educación es dotar a los Centros Rurales de forma adecuada, no cerrando unidades, sino manteniendo nuestros pueblos vivos. Y al mismo tiempo respetando la labor de maestros y maestras que dedican su vida a la docencia y que recorren miles de kilómetros al año acercando el conocimiento, la cultura, el espíritu crítico y la educación a lugares y personas que también se lo merecen.

CGT Enseñanza Granada