Discapacidad y PAS en los centros educativos

259

Afortunadamente, la integración laboral de las personas con discapacidad hace años que se va extendiendo en la sociedad. Las administraciones públicas en general, y educativas en particular, han aprobado varias medidas en ese sentido en los últimos tiempos. No obstante, hay cosas manifiestamente mejorables.

Entendemos que no se trata de ubicar a la persona trabajadora en un determinado puesto y que se desenvuelva como pueda, sin adaptarlo a sus necesidades y circunstancias, lo que les lleva, en ocasiones, a no poder desempeñar adecuadamente su trabajo, y por consiguiente a no poder realizarse laboralmente. Eso no es integrar. Se trata de adecuar las circunstancias del puesto de trabajo a la persona que lo va a realizar.

Cumpliendo con la normativa, Función Pública, está llevando a cabo la incorporación de numerosas personas con discapacidad a puestos de trabajo en las administraciones públicas. En algunos casos son puestos de trabajo en la categoría de ordenanza y en la de administrativo de institutos de enseñanza secundaria de Andalucía. Hasta aquí, nada que objetar.

Nuestra reivindicación se centra en la necesidad de crear estas plazas añadiéndolas a las ya existentes en las RPT de los centros, ya que estas están obsoletas y en la mayoría de los casos no responden a las necesidades de dichos centros, que han visto como ha aumentado de manera exponencial el volumen de alumnado al que atienden, con la consiguiente merma de la calidad del servicio que se ofrece. Y en algunos casos ni siquiera están cubiertas todas las plazas dotadas. Situación que lleva al personal trabajador a una sobrecarga que acaba traduciéndose en problemas de salud y por tanto bajas por enfermedad.

Desde la Federación Andaluza de Sindicatos de Enseñanza y las secciones sindicales de Personal de Administración y Servicios en Educación de la CGT, instamos a las Delegaciones Territoriales y a la Consejería de Educación a que, cuando incorpore al personal con discapacidad, no ocasione un perjuicio por falta de adaptación de los puestos en los centros, y mantenga al mismo tiempo a quienes venían ocupando esos puestos. Cuestión que se soluciona aumentando la RPT.