CGT Enseñanza aboga por la solución al problema de los interinos

1957

Leemos con agrado el titular de una noticia que, después de tantos años de lucha, nos mueve a la esperanza: El Gobierno de España se compromete a buscar solución al problema de los interinos en fraude de ley.

En ella se afirma que el Gobierno tiene previsto modificar el Estatuto Básico del Empleado Público para dar respuesta al problema de la precariedad laboral de los interinos de larga duración que se encuentran en fraude de ley, iniciativa para la que pretende contar con la colaboración de las comunidades autónomas.

Para el caso del profesorado interino, la Federación de Enseñanza de CGT y todos sus sindicatos hace años que proponen una “doble vía de acceso a la función pública”, que diferencie las plazas estructurales que durante años han sido hurtadas a los procesos selectivos, y ocupadas por personal interino, y las que puedan ir incorporándose por la evolución del sistema (nueva creación, jubilaciones…). Las primeras deberían cubrirse por concurso de méritos entre el personal interino, quedando la opción del turno libre para las plazas que vayan surgiendo en el futuro.

Siempre nos ha parecido absurdo que las personas que han superado unas pruebas selectivas, en ocasiones varias veces, o llevan años desarrollando su labor en especialidades para las que no ha habido convocatoria de oposiciones, tengan que vivir en la incertidumbre de si podrán mantener sus puestos de trabajo, pese a acumular años de servicio y de docencia impecable.

Ahora más que nunca la Educación va a necesitar profesionales formados, así como estabilidad del personal docente para afrontar los retos que se planteen en el futuro, y la fórmula más sencilla es precisamente estabilizar a quienes llevan años trabajando, tienen experiencia y han demostrado capacidad y mérito. El Estatuto Básico del Empleado Público siempre ha tenido abierta la puerta del concurso de méritos en su artículo 61.6, una puerta que nadie ha querido abrir y que los sindicatos mayoritarios, por algún motivo, se han empeñado en atrancar. Si se reforma dicha ley, podría desatascarse el problema de una vez por todas, pero aun manteniéndose en su redacción actual, CGT entiende viable la aplicación de ese artículo en lo que refiere a:

«en virtud de ley podrá aplicarse, con carácter excepcional, el sistema de concurso que consistirá únicamente en la valoración de méritos».

Desde la Federación de Enseñanza de CGT ya se tiene preparada una Iniciativa Legislativa Popular en este sentido para su presentación en el Congreso de los Diputados a la mayor brevedad posible, pero tal vez, si por una vez nos ha oído y leído, el Gobierno podría  anticiparse y resolver el problema de la manera más rápida y eficaz que tiene en su mano.