CGT apoya la concentración de casi 300 personas que reclaman la gestión de los comedores para las Ampas en Almería

106

Padres y madres se quejan a la Junta de que por 0.75 euros cada menú escolar, «no se puede hacer gala de calidad»

«Susana, mamá, por un solo euro, no comemos ná». Con este soniquete y cientos de silbatos, CGT apoya a los padres y madres de las Ampas afectadas por la pérdida de la gestión de los comedores escolares se han concentrado ante la sede de la delegación del Gobierno de la Junta en Almería. Protestan por que la Junta haya puesto en valor los criterios económicos a la hora de otorgar la concesión de los comedores escolares a grandes empresas frente a las Ampas «que buscan la calidad en los menús escolares».

Acompañados de casi 300 personas, los representantes de las Ampas de los CEIP Cruz de Caravaca, Madre de la Luz y Arco Iris (dos centros de la capital y el último de Aguadulce) han sacado a la calle una reivindicación que ya les valió quedarse con la gestión hace dos años.

Ahora, después de perder la gestión de los comedores en sus respectivos centros escolares, han presentado un recurso ante la Agencia Andaluza de Educación, han hecho oír su voz en el Parlamento andaluz, y ya se han puesto en contacto con abogados para recurrir una concesión que «no gusta» y que afecta a un millar de familias.