FASE CGT muestra su apoyo al colectivo Orienta por la Pública

2298

La Federación Andaluza de Sindicatos de Enseñanza CGT apoya las reivindicaciones de las orientadoras y orientadores en Andalucía del colectivo Orienta por la Pública y exige que se bajen las ratios (250 por orientador/a), contar con un orientador/a por centros y dotar de materiales y recursos para atender al alumnado andaluz con calidad e inclusividad.

La situación que viven las y los orientadores en Andalucía es totalmente insostenible. Las necesidades del alumnado en la comunidad autónoma con mayor índice de abandono escolar, especialmente del más vulnerable, golpeado y abandonado durante la pandemia, no puede solucionarse manteniendo las actuales ratios de un orientador/a por cada 1500 estudiantes ni con la escasez de recursos actuales.

Con esta ratio es imposible detectar, evaluar y atender la problemática de tanto alumnado”

En Andalucía tenemos alumnado que lleva años esperando a ser atendido y evaluado por una orientadora y que incluso cursa toda la Educación Primaria sin ser entrevistado ni una vez por un Equipo de Orientación Educativa.

Para colmo, debido a la falta de interés y de capacidad en la gestión del consejero Imbroda y la Consejería de Educación, se han perdido fondos europeos y del Ministerio de Educación destinados a la puesta en marcha del PROA +, un programa activo en otras comunidades autónomas y países europeos para la orientación, avance y enriquecimiento educativo.

Ya el año pasado, la Junta de Andalucía empezó tarde y mal el programa PROA+, que fue puesto en marcha en marzo de 2021, por lo que se perdió gran parte de la financiación del curso pasado al no ejecutarse la totalidad recibida de los fondos europeos. Este curso, más de 470 profesionales de Orientación Educativa esperan una respuesta de la Consejería de Educación sobre qué es lo que va a pasar con las plazas para este año.

En FASE CGT llevamos años denunciando la situación de precariedad y abandono de la Orientación Educativa en Andalucía y, como no podía ser de otro modo, apoyamos la iniciativa de los orientadores/as.

Igualmente, apoyamos a todas las plataformas, colectivos, movimientos y asociaciones de madres y padres que llevan años denunciando y luchando por conseguir una atención educativa de calidad para todo el alumnado, especialmente el de necesidades educativas específicas, así como medios y recursos humanos y materiales adecuados para logar una educación realmente inclusiva.

La educación no solo debe ser de calidad, sino que debe contar con una dotación suficiente que garantice una verdadera equidad en el acceso y en la permanencia en el sistema educativo.

En FASE CGT seguimos luchando por mejorar la calidad educativa y por alcanzar la verdadera inclusión y por ello EXIGIMOS:

:: Reducción de ratios a 250 alumnos/as por orientador/a.

:: Un/a orientador/a por centro (sin superar la ratio de 250 alumnos/as por orientador/a).

:: Puesta en marcha del PROA+ y cobertura de las 470 plazas del curso pasado.

:: Medios técnicos y materiales para poder desarrollar su trabajo en condiciones dignas y de calidad.

Si nadie trabaja por ti, que nadie decida por ti. Para que sigamos luchando por los derechos de todas y todos, afíliate.

Artículo anteriorNovedades (semana del 27 de septiembre al 1 de octubre)
Artículo siguienteJornada laboral docente: guía rápida