CGT critica el caótico proceso de estabilización del personal interino docente

5440

Este 29 de mayo se publicó la resolución provisional del concurso extraordinario de méritos, que permitirá convertir en funcionarios de carrera a miles de interinas, consecuencia de una resolución judicial del Tribunal de Justicia de la Unión Europea contra el abuso de temporalidad del colectivo interino en el estado español.

Las sentencias del Tribunal de Justicia europeo en marzo de 2020 y junio de 2021 ante varias demandas, una de ellas de CGT, contra el abuso de temporalidad del colectivo interino, llevó al gobierno español a tomar medidas. La primera fue el acuerdo firmado por el ministro Iceta con CSIF, CC. OO. y UGT, acuerdo que contemplaba oposiciones con requisitos que facilitarán la obtención de plaza fija a los y las interinas con más antigüedad. Ante la presión del colectivo interino, con huelga estatal incluida, convocada por CGT y otras organizaciones sindicales y plataformas de interinos, y la exigencia de ERC y Unidas Podemos, el Gobierno se vio obligado a modificar el icetazo y convocar un concurso extraordinario de méritos.

Sin embargo, este proceso ha estado viciado desde el principio y está conllevando multitud de quejas y demandas judiciales. El primer problema es que este concurso trata de estabilizar plazas y no personas. “En vez de estabilizar a las personas en fraude de ley, el gobierno ha estabilizado las plazas que llevan x años ocupadas por interinos e interinas. Es tan perversa la situación, que cualquier persona que no sea interina o que sea trabajadora de la concertada, se puede presentar a este proceso y obtener una plaza de funcionariado de carrera, en cualquier comunidad autónoma, sin ninguna limitación. No estabilizas a la persona interina, estabilizas su plaza. De hecho, hay muchas situaciones de interinas, en distintos ámbitos de la Administración Pública, que se han ido a la calle, con este proceso, tras cinco, seis o más años ocupando la misma plaza” denuncia Kike García, Secretario de Comunicación de la Federación de Enseñanza de CGT.

El siguiente problema vino con el baremo que genera situaciones discriminatorias. El apartado de experiencia docente limita el tope de años de experiencia a 10 años, igualando a docentes que llevan 10 años con los docentes que llevan 15 o 20. Algo similar ocurre en el apartado de “otros méritos”, donde el reconocimiento de haber superado un proceso selectivo se limitaba a 2012. “Esta situación nos lleva a una discriminación entre territorios, contraria a la libre concurrencia e igual de oportunidades. Sirva de ejemplo, la especialidad de Música, que en Aragón no se convoca a oposición desde antes de 2012 pero en otros territorios sí. Esto implica que interinos de otros territorios que opten a plaza en Aragón pueden llegar a tener hasta 3 puntos más que un docente aragonés” denuncian desde la organización sindical.

Posteriormente, el foco de conflicto fue el número de plazas, muy inferior al total de personas interinas. Por ejemplo, actualmente, en Andalucía hay 37000 docentes interinos contratados (el 35% del total de docentes) según el censo electoral de diciembre facilitado por la consejería.

La oferta de plazas de estabilización del Gobierno andaluz para este personal interino docente es de un total de 6113 para los dos procesos que se han convocado. Según estas cifras, el proceso solo «estabilizará” al 16,5% de la interinidad actual en Andalucía y hay que tener en cuenta que muchas de esas plazas pueden ser adjudicadas a docentes de otras comunidades. Al finalizar este proceso de desestabilización quedarán en Andalucía más de 30000 docentes trabajando en situación de interinidad (cerca del 30% de la plantilla). En otras CC. AA. se viven situaciones muy similares. Y ello pese a que la normativa obliga a tener una tasa de interinidad no superior al 8% antes de final del 2024. Por no hablar del oscurantismo que ha rodeado esta oferta de plazas, oferta que no se ha negociado con las organizaciones sindicales.

Una vez iniciado el proceso, siguieron las dificultades. Publicada la baremación provisional de Aragón por ejemplo, se publicó, semanas después, una corrección. Con esta corrección, se quitan los puntos de experiencia a los docentes que impartían clases en la Academia Logística de Calatayud y en el Instituto de Formación Agroambiental de Jaca. La razón aludida es el baremo que delimita la experiencia a “centros creados y sostenidos por Administraciones educativas” y entendía que esos centros, a pesar de que los interinos pertenecen al Departamento de Educación, no son administraciones educativas. “De golpe y plumazo, decenas de interinos e interinas perdieron sus puntos y la posibilidad de obtener plaza“ informan desde CGT. Aún más grave, si cabe, la situación vivida en Catalunya, donde se les retiraron los puntos a casi un centenar de interinos que con la resolución definitiva estaban pendientes de saber su destino provisional.

En Andalucía, las personas que habían estado ocupando puestos específicos, como las ATAL, han visto cómo se les ha privado de puntos por ese tiempo de servicio y, lo que es peor, solamente se han tenido en cuenta las oposiciones aprobadas desde 2012 a pesar de que en nuestra comunidad estos datos están informatizados desde varios años antes de esta fecha. En definitiva, todas conocemos bien la multitud de errores cometidos a lo largo de todo el proceso, errores y retrasos que han tenido en vilo a los y las aspirantes.

El último problema ha sido el cambio de actitud de las distintas CC. AA. con respecto a la posibilidad de presentarse este mes a las oposiciones aun habiendo salido seleccionado en la resolución definitiva del proceso de méritos. “La convocatoria de oposiciones deja claro en los requisitos que no te puedes presentar si estás pendiente de ser nombrado personal funcionario y salir seleccionado en la resolución definitiva del concurso de méritos te deja en esa situación: pendiente de nombramiento. Es cierto que los requisitos deben cumplirse hasta el último día de entrega de la solicitud, pero aquí la administración debería haber hilado más fino y haber previsto la situación en la que nos encontramos ahora mismo: hay personas que, aun habiendo conseguido plaza en el concurso de méritos, se presentarán a las oposiciones (por ejemplo, una interina andaluza que haya conseguido plaza en Madrid pero que prefiera tener plaza en su comunidad). Una vez haya conseguido la de Andalucía, renunciará a la de Madrid, que quedará desierta. En la propia normativa viene regulado que las renuncias a la resolución definitiva se pierden en este proceso”, sentencian desde CGT.

CGT defendemos la estabilización por concurso de méritos pero en las condiciones que regulan las sentencias europeas y con un proceso claro y transparente. Todo lo contrario a la situación actual.

Artículo anteriorConcurso de méritos: resolución y trámites para renuncias
Artículo siguienteNovedades (del 5 al 9 de junio)