28 M: la huelga sale adelante a pesar del boicot.

723

Para que no ocurriese como tantas otras veces, que la Consejería convoca la reunión para fijar los servicios mínimos casi el día de la huelga, esta vez la registramos con un mes de antelación. Nos citan, por tanto, con tiempo: el viernes 7 de mayo. Se fijan unos servicios mínimos con los cuales, como es costumbre, no estamos de acuerdo, acogiéndonos a la interpretación de la Organización Internacional del Trabajo. Hasta ahí, todo más o menos normal. Sorpresa: el viernes 14 de mayo, recibimos un correo de Recursos Humanos de la Consejería en el que se nos convoca a una nueva reunion el martes 18 para fijar otros servicios mínimos. ¿Motivo? La viceconsejera dice que no valen los fijados la semana anterior puesto que ya hay otra huelga convocada. Se da la circunstancia de que se trata de huelgas con motivos distintos, de duración diferente y que no convocan al mismo personal. De este modo, los nuevos servicios mínimos que pone sobre la mesa la consejería son más leoninos si cabe. Por supuesto, no estamos de acuerdo con ellos y mostramos nuestra incredulidad por su forma de proceder.

¿Qué hace entonces la Junta? No incluye los servicios mínimos del personal docente no universitario en el BOJA. Solo incluye el de las Escuelas Infantiles, las Residencias Escolares y los Centros Específicos de Educación Especial. Perplejidad al canto para quien tenga el atrevimiento de leerse el BOJA, pues no hallará referencia al personal docente aunque sí a centros educativos. Una vez iniciada la ceremonia de la confusion, aparecen algunas directivas diciendo que no hay huelga alguna convocada. No faltan sindicatos que afirman que el personal interino no puede ponerse en huelga. Y hay también inspectores que niegan que exista ninguna convocatoria y que, por tanto, intentan vetar el derecho a la huelga del viernes 28 de mayo. Llevan razón esos inspectores al decir que no hay una convocatoria de huelga, porque hay dos. Que alguien con ese puesto desconozca no ya la de CGT sino que existe una huelga desde hace meses dice bastante de su seriedad. Esto es el mundo al revés: quien se pone de huelga tiene que demostrar a la administración que existe una huelga. Alucinante.

Con todos estos perejiles, nos hemos encontrado en el camino a la huelga: zancadillas, palos en las ruedas, mentiras, asustadores profesionales y desmovilizadores de largo recorrido. No obstante, el desencanto, el hartazgo y las ganas de exigir estabilidad para el personal interino, así como la bajada de ratios y la recuperación de las líneas perdidas, han llevado a las calles andaluzas a miles de personas en defensa de la escuela pública.

¡QUIENES ESTÁN SE QUEDAN!

Artículo anteriorNovedades (semana del 31 de mayo al 6 de junio)
Artículo siguienteEl seleccionador Imbroda clasifica a Andalucía para las semifinales de la Liga de Campeones en Recortes Educativos de España.