La consejería ningunea al profesorado de conservatorios superiores

411

Sobre la ocupación provisional de puestos de trabajo docentes en los conservatorios superiores de música o danza según las modificaciones del Decreto 264/2021, de 21 de diciembre, por el que se modifica el Decreto 115/2002, de 25 de marzo, por el que se regula la organización y funcionamiento de la Inspección Educativa, así como el Decreto 302/2010, de 1 de junio, por el que se ordena la función pública docente y regula la selección del profesorado y la provisión de puestos docentes.

Con la Modificación de la Disposición adicional tercera del Decreto 302/2010, la Consejería de Educación y Deporte viene a reconocer algo que CGT Enseñanza lleva reivindicando desde 2018: que los funcionarios de otros cuerpos docentes puedan seguir ocupando puestos de trabajo con carácter provisional mediante comisiones de servicios en los conservatorios superiores.

Hay que recordar que, tras casi tres décadas sin oposiciones al cuerpo de catedráticos, el funcionariado que cubría estas vacantes y que había superado previamente todas las exigencias de la consejería (titulaciones, pruebas, méritos artísticos…) fue expulsado de los conservatorios superiores, perdiéndose así un gran caudal de experiencia y conocimiento forjado a base de años de trabajo en estas plazas. Personas que dedicaron años a levantar sus especialidades y, en general, la calidad formativa de estos centros educativos en Andalucía.

Desde el curso 2019/20, los efectos de las modificaciones legislativas y de la mala gestión de la consejería se están sufriendo en estos centros educativos de diferentes formas: gran número de puestos docentes sin cubrir durante meses, constantes convocatorias de bolsas extraordinarias, alumnado con cientos de horas de formación perdidas y un largo etcétera de problemas. Decían que todo se iba a solucionar con las convocatorias de procedimientos selectivos que iban a realizar, pero la realidad es muy diferente, ya que se han desarrollado procedimientos selectivos solo para algunas especialidades (de las que se ha convocado solamente una parte de las plazas vacantes) y otras muchas especialidades siguen sin ser convocadas. De hecho, algunas de ellas no han sido convocadas nunca.

La consejería intenta solucionar ahora todos los problemas creados con esta nueva modificación del Decreto 302/2010 utilizando la misma opción que previamente había desechado y que es la más garantista, lógica y legal: permitir conceder comisiones de servicios a los funcionarios de otros cuerpos para ocupar estos puestos de los conservatorios superiores. Procedimiento ya recogido en la legislación estatal para cuerpos docentes con relación directa (LOE) y que aparece como preferente para cubrir vacantes en el Estatuto Básico del Empleado Público.

Pero la modificación del Decreto 302/2010 no deja de ser otro parche desde el momento que no garantiza los principios de igualdad, mérito y capacidad y supone una discriminación y agravio comparativo en función de la situación administrativa de los integrantes de las bolsas.

Por ello, CGT Enseñanza exige:

  • Que se reconozca todo el tiempo de servicio al funcionariado que ha ejercido la docencia en estos puestos de servicio del cuerpo 593, al igual que se ha hecho con el resto.
  • Que los requisitos para ocupar estas plazas vacantes sean los mismos para todas las personas que integran las bolsas. No se puede permitir que al funcionariado se le exija superar la primera fase de la última oposición aprobada para acceder a una comisión de servicio cuando no se le está exigiendo al resto de participantes que opta a esas plazas, ni tampoco se ha exigido como requisito para entrar en las bolsas extraordinarias, más aún, cuando hay muchas especialidades en las que no se han convocado ni realizado oposiciones.
  • Que la consejería sea coherente en sus procedimientos. Si en cuerpos como el de Inspección Educativa las plazas vacantes son ocupadas por funcionariado de otros cuerpos en régimen de comisión de servicios y a los integrantes de esta bolsa no se les exige pedir una excedencia para poder cubrir esas plazas, ¿por qué sí la exige al funcionariado que quiere optar a plazas en el cuerpo 593?

Desde CGT Enseñanza reclamamos que desde la Consejería de Educación se garantice la elección de las personas más idóneas para ocupar esos puestos en función de su formación, méritos artísticos, pruebas superadas y experiencia docente (igualdad, mérito y capacidad). No se debe permitir la discriminación de ningún colectivo, en función de su situación administrativa, exigiéndole requisitos extraordinarios de acceso a un puesto.