Empiezan las pruebas de EOI sin condiciones de seguridad

365

Del 1 al 7 de septiembre habrá miles de estudiantes más sus docentes correspondientes en las pruebas en 52 Escuelas Oficiales de Idiomas.

Las pruebas del B1 duran 4 horas; las del B2, 4,30; y las del C1, 5 horas. A menudo se hacen en espacios sin ventilación, con bastante alumnado y sin haber realizado los test COVID-19 entre el profesorado. Está todo tan bien programado que a ese personal se le pasará el test entre el 7 y el 10 de septiembre: con mucha pero que mucha suerte tal vez a alguien se lo hagan a tiempo. Entre el alumnado, además, habrá docentes que cursan el CAL, probablemente también sin el test de seroprevalencia aún. El alumnado del IEDA tendrá que trasladarse de localidad (en ocasiones, fuera de su provincia) para hacer las pruebas.

Cuesta trabajo creer que algo se pueda planificar tan mal. Y no son las únicas pruebas de septiembre: hay exámenes de certificación de ESO para personas adultas (no es raro que tengan 70 años, por ejemplo), recuperaciones de conservatorios, evaluaciones extraordinarias de ESO y Bachillerato…

Y esto no ha hecho más que comenzar.