El timo de las oposiciones en la educación andaluza

10427

Esconder las vacantes estructurales reales, convocar una mínima parte y obligar a miles de personas interinas a realizarlas una y otra vez si quieren conseguir una estabilidad laboral que ya les corresponde por derecho.

A junio de 2021 habrá más de 21 000 interinas con tiempo de servicio en las especialidades convocadas en las oposiciones para un total de 5 941 plazas de libre acceso.

Tras el curso más duro y exigente en muchas décadas, la gran mayoría de profesionales de la docencia terminará extenuada. El problema es que miles de estas personas no podrán ni siquiera disfrutar de su merecido descanso, ya que saben que se irán a la calle si no consiguen sacar una plaza por la que tendrán que luchar en desigualdad de condiciones con aspirantes que se han podido dedicar el 100% a su preparación y estudio.

Una doble vía de acceso con reserva de plazas vacantes estructurales para este colectivo permitiría respetar el principio constitucional de igualdad, mérito y capacidad, esencialmente porque es la Administración la que sigue incumpliendo la normativa respecto al abuso en la tasa de contratación temporal y debe de compensar a las personas que están sufriendo este fraude de ley. Además, con el agravante de que sistemáticamente no se están ofertando las plazas reales que hay necesidad de cubrir de forma estable, incrementándose año tras año las tasas de interinidad.

¿Cuáles son las cifras de interinidad en las especialidades de la convocatoria de oposiciones?

En la siguiente tabla vemos los datos del curso 2019/20 en las especialidades que se convocan a oposición. Más del 25% de las vacantes estaban cubiertas en régimen de interinidad, con una tasa de temporalidad global de un 29,2%, según los datos del Portal de Transparencia.

Cuerpo docente Funcionarixs Interinxs Vacante Interinxs Sustitución Total Interinxs (vacante + sustitución) Total personal % Interinxs
590 32 066 72,86% 10 414 23,66% 1 532 3,48% 11 946 44 012 27,14%
591 3 405 65,62% 1630 31,41% 154
2,97%
1 784 51 89 34,38%
592 554
70,22%
199 25,22% 36
4,56%
235 789 29,78%
593 137
34,16%
259 64,59% 5
1,25%
264 401 65,83%
594 1 645 56,65% 1 188 40,91% 71
2,44%
1 259 2 904 43,35%
595 384
64,97%
193 32,66% 14
2,37%
207 591 35,02%
596 78
50,65%
71 46,10% 5
3,25%
76 154 49,35%
TOTAL 38 269 70,8% 13 954 25,8% 1 817
3,4%
15 771 54 040 29,2%

Esta es la situación un año antes de la oposición. Veamos qué sucede si actualizamos las cifras.

Este curso 20/21 se ha aumentado la plantilla en 3 902 puestos en estas especialidades (datos estimativos de la Junta), de los cuales 2 420 son plazas de apoyo COVID (dato de SIPRI).

El curso pasado se produjeron 1 400 jubilaciones en estas especialidades y el ritmo de jubilaciones hasta la fecha es mucho mayor que el curso pasado debido a la pandemia, por lo que en junio habrá con seguridad al menos 1 400 nuevas plazas por jubilación.

Resumiendo, en junio de 2021 en las especialidades de Secundaria, FP y Enseñanzas de Régimen Especial, habrá aproximadamente:

-16 836 interinos ocupando una vacante.

– 2 420 cubriendo puestos COVID.

– 1 817 realizando sustituciones.

Total: más de 21 000 personas interinas con tiempo de servicio, una tasa superior al 35%, que cuadruplica con creces ese 8% que marca la normativa europea.

¿Supone entonces este proceso opositor una solución al problema de la estabilidad laboral de estas personas y la estabilización del empleo en estas especialidades educativas?

Con las cifras actuales, vemos que estas oposiciones van a suponer un cuello de embudo para el colectivo interino, dado que hay casi cuatro docentes con tiempo de servicio que optarán a cada plaza convocada, a los que hay que sumar el resto de aspirantes.

No solo no se resuelve el problema de interinidad estructural y fraude de ley continuado, sino que la cifra resultante tras la oposición, cercana al 20%, perpetuará una situación irregular de difícil solución ante la crisis económica que se avecina. Además, sabemos que en 2023 el descenso de natalidad llega a la ESO, por lo que si no se produce la bajada de ratios en poco tiempo se procederá a despedir a mucho personal interino de estas especialidades.

Para CGT Enseñanza, la respuesta a todo esto pasa por estabilizar a la plantilla docente a través de un acceso por concurso de méritos de todo el personal interino en activo, aspecto que se regula en el artículo 61.6 del EBEP, cuestión urgente y más que necesaria para dar solución definitiva a una situación excepcional como la que nos ocupa.

Como colectivo de personas interinas debemos ser conscientes de la fuerza que suponen más de 21 000 personas, una de cada tres docentes, en situación de inestabilidad laboral.

¡Quienes están se quedan!