CGT apoya la lucha del alumnado NEAE y sus familias y de las compañeras PTIS e ILSE

169

Bajo el grito de «la inclusión no es una opción» y otras consignas como «monitoras para todas», CGT ha apoyado hoy con una concentración la lucha del alumnado con Necesidades Específicas de Apoyo Educativo (NEAE) y sus familias y el Personal Técnico de Integración Social (PTIS) e Intérpretes de Lengua de Signos Española (ILSE).

A los continuos recortes en educación que hacen que cada vez haya menos presupuestos dedicados a la integración real del alumnado, se suma la externalización del servicio desempeñado por las PTIS e ILSE. Así, no solo se continúa con la precarización y destrucción constante e imparable de los puestos de trabajo, sino que además se discrimina de facto al alumnado más vulnerable, a quien se priva de un recurso tan necesario como las monitoras.

Por esto, CGT ha convocado hoy una concentración ante la Delegación Territorial de Educación de Málaga a la que han asistido unas 50 personas y ha repartido formularios dirigidos a la atención de la Delegada de Educación de Málaga para entregar por registro en los que se denuncia que la escolarización no se rija por principios de normalización e inclusión, que no se adopten medidas reales de atención a la diversidad, que el alumnado NEAE no cuente con recursos necesarios y la falta de estabilidad de todas las trabajadoras implicadas: maestros de Pedagogía Terapéutica y de Audición y Lenguaje, monitoras, auxiliares, PTIS e ILSE.

Más información: http://cgtaeducacion.org/cgt-con-las-monitoras-de-ptis-quienes-estan-se-quedan/