Nuevo revés judicial para la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía

77

El TSJA tumba parcialmente la Orden que regula el llamado concursillo por discriminar a parte del profesorado. CGT ha conseguido que los tribunales nuevamente condenen a la CEJA y su errática política.

El denominado “concursillo” para los docentes andaluces, que se reguló en el año 2016, solo permite al personal funcionario con destino definitivo mejorar los mismos por motivos de enfermedad o conciliación de la vida personal, familiar y laboral. Este hecho fue denunciado por CGT Enseñanza que entendía como discriminatorio que otros colectivos (docentes sin destino definitivo o incluso interinos) no pudieran acceder a esa mejora por los motivos enunciados.

Así pues, se interpuso el correspondiente recurso por parte de la Federación, obteniendo en junio de 2018 un fallo favorable parcial a sus peticiones que implica la anulación de la Disposición Adicional Tercera de la Orden de 18 de junio de 2016, en la que se hace mención expresa a que las comisiones no se permiten a quien “no haya obtenido aún su primer destino definitivo”, excluyendo así a los provisionales de las mismas.

De esta manera, los funcionarios provisionales pueden beneficiarse de todas las comisiones de servicios que se contemplan en la norma. La Consejería, que conoció la sentencia a principio de junio, podría haberla aplicado de manera inmediata pero no lo ha hecho, impidiendo -de esta forma- que los afectados por esta sentencia hayan podido participar en el concursillo.

No obstante, según palabras de Laura Tirado, Sª Gral. de FASE-CGT, esta Organización “quiere que todo el profesorado tenga derecho a las medidas de conciliación de la vida familiar y laboral, independientemente del tipo de vinculación laboral que tenga. No es de recibo que por este tipo de motivos parte del profesorado sufra discriminación. Por todo ello, CGT seguirá luchando para extender los derechos laborales al conjunto de los trabajadores y trabajadoras.”

CGT se ha dirigido a la Junta solicitándole una reunión para tratar el tema de la modificación de la orden que regula la colocación de efectivos, entendiendo que debe ser transformada en su conjunto y extender los derechos de conciliación a toda la plantilla docente.