CGT denuncia la falta de atención del alumnado con dificultados a causa de la falta de apoyos educativos en los colegios andaluces

86

La no cobertura de bajas y reducciones de jornada por parte de la Junta de Andalucía aboca a eliminar los apoyos educativos.

La imposibilidad de atender al alumnado con dificultades en muchos colegios andaluces: esa es la consecuencia generada por la política educativa de la Junta de Andalucía: complejidad organizativa por pérdida de unidades, falta de cobertura de las reducciones de jornada, cicatería para cubrir las bajas y pésima planificación que está dejando numerosos bolsas agotadas.

“Más profesores, menos alumnos” ha sido uno de los “mantras” más repetido estas primeras semanas de curso en la prensa autonómica. Sin embargo, no piensan lo mismo las comunidades educativas de numerosos colegios, que contemplan preocupados e impotentes cómo se degrada la calidad del servicio educativo que otrora les caracterizaba. Obviar un hecho es una cuestión fácil, pero no por ello deja de ser un hecho.

Una de las circunstancias, pero no la única, que permite explicar lo ocurrido, es la pérdida de unidades que supone en la práctica la pérdida de personal docente. Es el caso, del CEIP Virgen de la Caridad, en el barrio del Palmar de San Sebastián, en Sanlúcar de Barrameda. La supresión de una unidad en primaria ha terminado ocasionando este curso la pérdida de docentes. El criterio para determinar la plantilla funcional de un centro con dos líneas establece que si se suprime una sola unidad, se reduce el profesorado. Pero no es la única razón, ya que la pérdida de personal afecta directamente a la organización de los centros y, por tanto, a la calidad del servicio educativo que se ofrece.

Hay otros centros como el CEIP Maestra Rafaela Zárate, también de Sanlúcar de Barrameda, que contempla con preocupación lo que ocurre a su vecino, el colegio del Palmar de San Sebastián. Cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar. El próximo curso, siendo un centro de dos líneas consolidadas, puede ocurrir que tenga una sola unidad de primero de primaria y mucho se temen que les termine ocurriendo lo mismo, siendo un centro que el curso pasado presentó en la memoria final de curso unos muy satisfactorios resultados, debido en gran parte a la buena organización de los apoyos y refuerzos educativos.

Para comprender esto, hay que tener en cuenta que todo centro educativo cuenta con reducciones horarias destinadas a la gestión directiva y a la coordinación de planes y programas. Por otra parte, existe un derecho legítimo del personal docente a solicitar reducciones de jornada en determinadas circunstancias personales, por supuesto, con el consiguiente descuento proporcional en nómina. Y por último, el profesorado mayor de 55 años tiene derecho a una reducción horaria de dos horas, en las que no pueden desempeñar ninguna actividad docente. En aquellos centros donde se dan alguna de estas situaciones, el eslabón de la cadena más perjudicado corresponde a los maestros y maestras de apoyo y refuerzo educativo y como consecuencia el alumnado con dificultades educativas. Y su tarea, resulta mermada, al menos en dos sentidos:

1º. La jornada de apoyo y refuerzo al alumnado con dificultades educativas se ve reducida, ya que tienen que asumir horas de docencia.

2º. En la medida en que desde la promulgación del decreto ley 14/2012 se cambiaron los criterios para llevar a cabo las sustituciones de personal docente, se echó mano de los profesores de apoyo y refuerzo para cubrir las ausencias, por lo que, desde entonces, deben asumir estas tareas de guardia en detrimento de las funciones que les son propias.

Una situación análoga la encontramos en el CEIP Tierno Galván de Chiclana, este centro tiene dos maestras con reducción de jornada en un tercio y media jornada y nueve maestras y maestros con reducción por mayores de 55 años. Reducciones no cubiertas y que acarrean los problemas antes comentados. Esta situación es muy habitual, pueden servir de ejemplo el CEIP Trocadero de Puerto Real con trece maestros/as mayores de 55 años, por lo que hay nada menos que 26 horas de docencia sin cubrir o del CEIP Arquitecto Leoz también de Puerto Real con 9 maestros/as mayores de 55 años.

No hay que olvidar que los profesores de refuerzo son una garantía de calidad del sistema educativo, y hasta hace muy poco la Consejería de Educación andaluza se vanagloriaba de no dejar atrás a ningún alumno con necesidades.

Garantizar que el personal encargado de los apoyos y refuerzos se dedique exclusivamente a su cometido es una de las marcas de calidad que debería caracterizar a todos los centros educativos.

Otro aspecto que incide decisivamente en la devaluación de la calidad de la enseñanza es la demora en la cobertura de ausencias del profesorado. Aunque la Junta de Andalucía se comprometió a cubrir desde el primer día las bajas por maternidad, nos encontramos con centros andaluces donde este compromiso no sea cumplido, como el caso del I.E.S. Villanueva del Mar de la Herradura en Granada donde se acaba de cubrir una baja por maternidad que se había producido ya el 1 de septiembre.

Por si esto fuera poco se han agotado las bolsas de muchas especialidades de Secundaria y Primaria por la falta de planificación de la Consejería a que nos tiene ya acostumbrados provocando prolongadas ausencias del profesorado, que pueden durar varios meses, que lesionan el derecho fundamental del alumnado a la educación.

Esta misma situación nos encontramos en Granada donde el inicio del presente curso escolar está siendo caótico en muchos Centros Educativos de esta provincia debido a la falta de Profesorado y de Personal Laboral. Siguen sin cubrirse numerosas vacantes de Personal Docente, Monitores Escolares, Personal de Limpieza, Mantenimiento, Técnicos de Infantil y Especial , Ordenanzas, Personal de Cocina y Administrativos.

Después de haber pasado casi un mes de la apertura de los Centros de Educación, muchos continúan padeciendo una falta de personal alarmante. Hay falta de profesionales de todas las categorías laborales: cocineros/as, monitores/as, limpiadores/as, técnicos/as de Educación Infantil, educadores/as, docentes, administrativos/as, etc… Como pincelada, queremos destacar algunas plazas sin cubrir que nos constan a día de hoy, y que lamentablemente no son las únicas:

IES Emilio Muñoz de Cogollos Vega. Faltan 2 limpiadoras/es. Es un centro con más de 500 alumn@s cuya plantilla de limpieza debería estar integrada por tres personas. Actualmente solo resta una. Uno de esos puestos está sin cubrir desde hace 2 años (debido a la Ley de Ajustes de 2014), y el otro puesto está igualmente sin cubrir desde Junio de 2017.

IES Aynadamar. Faltan 2 limpiadoras/es.

IES Virgen de las Nieves. Faltan 2 limpiadoras/es.

IES Zaidín Vergeles. Faltan 2 limpiadoras/es.

La Seguridad e higiene en los Centros Educativos es un muy tema importante, sobre todo cuando hablamos de menores que asisten a los Centros Educativos.

CGT quiere denunciar esta situación y poner en conocimiento de la ciudadanía que estas plantillas de muchos Centros están incompletas y no hay expectativas de mejorar rápidamente.

Escuela Infantil Portal de Belén. Faltan 2 educadoras diplomadas.

Escuela Infantil Virgen de Loreto. Faltan 2 técnico/as, 1 vigilante y 1 Educadora.

Escuela de Educación Infantil EI Principe. Falta 1 cocinero/a. y 1 educador/a.

CPEEE J. Piaget. Faltan 1 limpiador/a, 1 educador/a, 1 psicóloga/o.

CEIP Sierra Nevada. Faltan 1 Ayudante de cocina, y media jornada de un segundo.

IES Cartuja. Falta 1 limpiadora.

IES Soto de Rojas de Granada. Falta 1 Limpiadora.

IES Giner de los Ríos. Más de 700 alumnos se han quedado sin personal administrativo y le corresponden 2 puestos.

IES Julio Rodríguez. Le corresponden 2 administrativos y tienen 1.

Artes y Oficios de Motril. Falta el administrativo que les corresponde.

Y muchos más hasta un total de casi 50 puestos de administración y servicios menos en los centros, con lo que ello conlleva de precariedad en la atención del servicio, de sobrecarga para el resto de trabajadores y los derivados problemas de salud laboral.

Los casos de Ratios elevadas son también alarmantes: en Castell de Ferro en el CEIP Virgen del Carmen, que es centro de compensatoria , en Infantil de 3 años tienen una clase con 27 y otra con 26, y Delegación no plantea ninguna solución.

En cuanto al Personal Docente no se han cubierto, a día de hoy, numerosas vacantes. Entre otras que nos constan:

I.E.S La Contraviesa de Albuñol. Falta 1 profesor/a de Física y Química y otro/a de Biología y Geología. En este momento hay alumnado de primero de bachillerato que al faltarles estos dos docentes tienen hasta tres horas sin clase diarias.

IES Puerta del Mar de Almuñecar. Falta 1 profesor/a de Matemáticas y 1 de Física desde comienzo de curso.

IES Emilio Muñoz de Cogollos Vega. Falta por cubrir 1 sustitución de Inglés.

Además, para agravar el problema, las bolsas para contratación de vacantes y sustituciones de Matemáticas, Física y Química, varias de Fp, Escuela de Idiomas y Escuela de Arte están agotadas. Según nos dicen en Delegación, la semana que viene se abrirán las bolsas restringidas, pero ésto no va a resolver el problema. La solución pasaría por abrir bolsas extraordinarias de las especialidades agotadas, pero este proceso duraría por lo menos 6 meses. ¿Dónde está aquí la Planificación de la Consejería y de la Delegación Provincial? ¿Se gestionan los Recursos Humanos para cubrir las necesidades de los centros educativos o para ejecutar ajustes presupuestarios?

Por esta razón, la Confederación General del Trabajo denuncia esta situación y exige a la Administración que cubra todas las bajas y las reducciones de jornada y muestre así su compromiso con la calidad educativa para todo el alumnado andaluz.