ACCIÓN “TEMPLO DE SABIDURÍA”

90

A todos los departamentos de filosofía y, en general, a todos los centros educativos y personas interesadas por la educación.

Propuesta de acción reivindicativa de la filosofía, las humanidades y la educación.

La educación y la filosofía no viven oficialmente su mejor momento. A los recortes económicos en el Ministerio y la Consejería de educación, contra los que la Marea Verde viene luchando en los últimos años, se añade ahora la pérdida de carga lectiva de la filosofía y afines. En general es un ataque tecnocrático a la educación y la cultura que no podemos permitir.

Esta es una acción reivindicativa y festiva en la que rememoramos la paideia (educación, cultura) griega, cuyo centro físico fue o había sido desde el siglo VII a.C. el templo de Delfos con sus 147 sentencias inscritas en la fachada y columnas. Para las ciudades griegas lo más importante era la educación, y de ahí el esplendor que llegaron a tener, convirtiéndose en los eternos clásicos de Occidente. El templo de Delfos era el centro de la religiosidad más viva de la Hélade, y las sentencias fueron obra de los siete sabios de Grecia, que eran figuras públicas relevantes de las ciudades en una época muy especial. La filosofía surgió de estas sentencias, de la reflexión sobre las mismas de los filósofos presocráticos.

Esa iniciativa de los siete sabios fue posible gracias a la tan grande como casi desconocida revolución que tuvo lugar en Grecia en el siglo VII, de la cual es expresión justamente las sentencias de Delfos, que fue provocada por la “esclavitud por deudas”. Lo que nos suena en esta época de crisis de deuda. La consecuencia política de la filosofía se vio entonces, como la Ilustración del siglo XVIII en la Revolución francesa, y que es la causa de la falta de miramientos con la filosofía que tiene todo poder al que no le convenga el pensamiento crítico.

Esa revolución fue la causa del llamado “milagro griego”, en el que se aúna el origen de la filosofía, la política y la democracia, el espectacular establecimiento de las ciencias y otros grandes tesoros de la humanidad.
La elección de las sentencias délficas para una acción de este tipo se justifica porque, aun tratándose de contenidos fundamentales, no se trata de ninguna filosofía singular que pudiera suscitar la crítica de otras sino que nos situamos muy en el origen de la historia de la cultura occidental. Tenemos noticia de que en una ciudad europea se ha empapelado un monumento con las sentencias délficas, así como de la confección de un vídeo muy oportuno sobre el legado de Grecia por parte de un instituto de Granada.

Objetivos.

1º. Celebrar y reivindicar la educación como “sabiduría” y no solo como técnica, como se está haciendo rebajando las humanidades en las leyes de educación.
2º. Reivindicar la asignatura de filosofía, que ve mermada su dedicación en el bachillerato.
3º. Dar a conocer la gran revolución que tuvo lugar en el s. VII a.C. en Grecia y cuya expresión son las sentencias délficas.
A quién se dirige:
A todo el alumnado y el profesorado, la comunidad educativa, y al entorno ciudadano de los centros.
Descripción del evento.
1.- Búsqueda de información y comentarios sobre las sentencias, tanto en clase como en otros espacios. Trabajos sobre ellas por parte del alumnado, como coloquios, redacciones, etc.; al final cada cual seleccionará las que más le interesen. La Escuela de filosofía del 15M se ofrece para ayudar en el trabajo de comentario.
2.- Realización de carteles y pancartas, en tela o cartones, con las sentencias elegidas.
3.- Difusión de la acción (por las redes y otros medios).
4.- El día elegido, la fachada del edificio del centro estará cubierta con las inscripciones délficas. Encima de la puerta se pondrá una con las inscripciones que había en el frontón (la parte superior triangular): “Conócete a ti mismo” y “Nada en exceso”. Si fuese posible se podría proyectar la imagen del templo sobre la fachada.
5.- La Marea Verde –así como los centros que quieran participar- se concentrará ese día ante los edificios de los centros –si no hay ningún problema por parte de estos- durante una o dos horas (para lo que habrá que pedir permiso a la Subdelegación) con todo el mundo con su pancarta. Se hablará de los temas planteados en los objetivos, se leerán algunas de las redacciones elaboradas, y cuantas iniciativas se hayan acordado. Los centros que no quieran participar fuera del centro pueden hacerlo de puertas para adentro.

Se puede acordar una concentración en un lugar como punto de referencia para la concentración de Marea Verde, por la tarde-noche.