¿Tu clase parece más un horno que un aula? Denúncialo

214

Las temperaturas extremas dificultan la actividad docente en Andalucía.

La situación geográfica de nuestra comunidad y el aumento de las temperaturas a nivel global hacen que cada año el verano comience antes. La semana pasada, por ejemplo, se registraron temperaturas por encima de los 35 ºC en zonas del interior y la previsión para esta semana que entra no es mucho mejor. Estas circunstancias climáticas junto con la falta de vegetación de la mayoría de centros educativos, la inexistencia de edificios bioclimáticos y la dejadez de la Administración, que no dota de aparatos de aire acondicionado, de ventiladores ni de mayor presupuesto, hacen que impartir o recibir clases estos días sea un suplicio.

Con el calor, la concentración del alumnado y de la plantilla disminuye y aumentan la fatiga y el riesgo de lipotimias, hemorragias nasales, dolores de cabeza, deshidratación y golpes de calor.

Lo más grave del asunto es que la Consejería de Educación es conocedora de la ilegalidad que supone que en un colegio se tengan que soportar temperaturas por encima de los 27 ºC, pero prefiere mirar hacia otro lado e incumplir tanto la Ley 1/2020, de 13 de julio, para la mejora de las condiciones térmicas y ambientales de los centros educativos andaluces mediante técnicas bioclimáticas y uso de energías renovables como el Real Decreto 486/1997, que establece que en locales cerrados en los que se realicen trabajos sedentarios la temperatura debe estar entre los 17 y los 27 ºC.

No es de recibo que la Administración condene a menores de edad usuarias y usuarios de la educación pública y a quienes trabajan en centros educativos a soportar temperaturas infernales.

Por eso, como cada curso desde hace más de 11 años, desde FASE CGT vamos a denunciar las altas temperaturas de los centros educativos públicos andaluces. Para ello, te pedimos que nos ayudes y nos escribas un correo a fasecgt@gmail.com indicando:

  • Nombre, localidad y provincia del centro.
  • Foto de un termómetro que marque la temperatura.
  • Día, hora y aula en que se tomaron las mediciones.