Temperaturas extremas en los centros de trabajo

169

Una serie de informes realizados por el Gabinete de Seguridad y Salud Laboral de la Delegación Territorial de la Junta de Andalucía en Cádiz establece la conveniencia de acometer mejoras en el sistema de calefacción de hasta diez centros educativos —cuatro de Algeciras, tres de Cádiz y uno en Sanlúcar de Barrameda, Jerez de la Frontera y La Línea de la Concepción— después de la denuncia interpuesta por el sindicato CGT

Leer mas: http://www.europapress.es/andalucia/sevilla-00357/noticia-junta-realiza-informes-apunta-conveniencia-mejorar-calefaccion-diez-centros-educativos-20150316171234.html

Comunicado CGT

Cuando el fiscal aprieta la culpa es de los directores escolares

Un ejemplo de cómo no hay que comportarse en política, y de cómo se comportan quienes pretenden evadir responsabilidades, trasladándolas a las direcciones de los centros educativos.

El asunto de la existencia de temperaturas extremas, no es nuevo, CGT viene denunciándolo desde 2011 y ya han intervenido las Inspecciones de Trabajo y las Fiscalías. Se denuncian las situaciones de penosidad que se sufren por estar en aulas que no cumplen la normativa de salud y prevención de riesgos laborales en cuanto a temperaturas se refiere (menos de 17 grados en estos meses de invierno y mucho más de 27 en primavera y verano).

Después de años cuando los medios se interesan por el tema en época electoral, un portavoz de la Delegación de Educación manifiesta a los medios que se han hecho todas las gestiones para resolver los hechos denunciados.

A primeros de marzo del presente 2015, se reúne por primera vez el Comité de Prevención de la Delegación, presidido por el Secretario General y con la presencia de Jefes de Servicio de la Delegación, así como el único trabajador del Gabinete de prevención (para una empresa con casi 500 centros de trabajo y más de 15000 personas trabajadoras), así como dos técnicos de la Agencia Pública Andaluza de valoración y Formación (APAEF) antiguo ISE.

Hay que señalar que esta reunión se produce tras haberla pedido hace más de un mes CGT, junto a otros, y tras los graves problemas de muchos centros por el frío que se soportaba, hecho que apareció en prensa.

Muy probablemente también las denuncias de CGT en Inspección de Trabajo y en Fiscalía, así como su proyección en prensa, fuese el objeto de la convocatoria. En esa reunión se presentaron informes del gabinete de Prevención sobre los centros que se habían solicitado por CGT. Hay que resaltar que todos esos informes se habían realizado por el único técnico que tiene el Gabinete, a partir de ¡una sola medición!¡en un solo día!, además ¡en días que no ha hecho mucho frío! y muchas veces ¡al mediodía!

Y siempre después de que saltara la noticia en prensa y después de que hubiera ya pasado la ola de frío. A pesar de ello todas las mediciones vienen a confirmar que las aulas visitas se encontraban por debajo de la temperatura legalmente establecida (-17), concretando que “sería conveniente mejorar los sistemas de calefacción del centro por parte de la entidad competente, Ayuntamiento o Agencia Pública Andaluza de valoración y Formación (APAEF), según corresponda, mediante el arreglo o la adecuación del sistema eléctrico y la instalación de calefactores, si fuera necesario».

El Gabinete no había realizado antes ningún estudio sobre las denuncias que CGT lleva años realizando (desde 2011) de las temperaturas extremas o malas condiciones en centros educativos y de las que hay incluso requerimientos para que la Delegación actúe por parte de Inspección de Trabajo (años 203-2014). También nos consta que muchos centros llevan años dirigiéndose a la Delegación en el mismo sentido.

Con ser grave el panorama que describimos más aún lo es la cobardía con la que la Delegación Territorial de Educación de Cádiz está abordando este asunto, en una clara intención de escurrir el bulto de sus responsabilidades para lo que parece no dudar en intentar “culpabilizar” a los Equipos Directivos de los Centros y al coordinador de salud y prevención de riesgos laborales.

Representantes de la Administración en el Comité afirmaron abiertamente que, en muchos de los casos denunciados, la culpa era de los Directores que “habían tenido mucho dinero en estos últimos años y no habían realizado esas obras o mejoras necesarias porque tendrían otras prioridades» y que ahora «que cada palo aguantara su vela». Esta actitud, además de desleal con quienes asumen la representación y responsabilidad de la Administración Educativa en el centro, es de una cobardía absoluta.

Nos parece lamentable la dejación por parte de la Delegación de Educación de las propias responsabilidades. Máxime cuando son decisiones políticas, de los cargos políticos, no funcionariales, las que deciden como aplicar los recursos económicos globalmente, dedicándose años y años en “programas estrellas”, sin abordar mejoras sustanciales de infraestructuras, como son las que permiten climatizar nuestros centros educativos, para ni más ni menos que cumplir con su propia Ley, la que ellos en sus parlamentos aprueban.

Urge que las personas coordinadoras en los centros y las direcciones de los mismos, recopilen cuantos escritos han ido remitiendo en estos años a la delegación de Educación, informando de todos los asuntos de los que han tenido conocimiento y que afectan a la Salud y al prevención, única manera de evitar “cargar con el mochuelo”.

CGT denuncia el oportunismo político irresponsable, que sólo actúa cuando los asuntos son denunciados a través de medios de comunicación o mucho peor cuando la Fiscalía interviene, pero no para intentar solucionarlos si no para reconvenir a esas Direcciones que se han “atrevido a denunciar” problemas que habían trasladado, repetidas veces, por vía interna, pero no habían sido atendidas en absoluto, o, mucho peor, culpabilizándolos de “manejar” a las comunidades educativas, cuando estas se deciden a manifestarse públicamente.

Es indigno el papel que los cargos políticos desean interpreten las direcciones de los centros, tapando, ocultando e incluso falseando la verdad, todo para evadir sus graves responsabilidades.

Hay quien se alegrará de ver a alguna dirección en estos apuros, ¡CGT no!, ya que la presión, la extorsión, el chantaje, de hacerse a una sola de las personas que conformamos la función pública, da pie a que se haga con otras, con muchas, e incluso con todas. CGT mantendrá su línea de informar, reivindicar, denunciar y apoyar cuantas acciones sean precisas, hasta conseguir que nuestros centros educativos públicos, en este y otros temas, mejoren su funcionamiento por el bienestar de quienes en ellos trabajan y se forman.

Fdo Rafael Fenoy Rico
Coordinador del Gabinete de Salud y Prevención de Riesgos Laborales CGT Educación.