SEMBRANDO ILUSIONES EN EL FUNCIONARIADO

61

Ya se ha consumado, una vez más, el patético drama de la firma de un acuerdo entre la Sra Susana Díaz y los sindicatos de la mesa general de la función pública andaluza. ¿Si de buenas nuevas se trata por qué entonces tachar de “drama” tal evento positivo?

Ser fieles a la información es esencial para facilitar a quienes leen este texto elementos de juicio que les permitan llegar a sus propias, y personalísimas, conclusiones.

En primer lugar la Junta de Andalucía ofrece pagar el 75% de la paga extra de 2012, pendiente aún de cobro. También volver a las 35 horas y recuperar los derechos a disfrutar de días de asuntos propios, arrebatados por la cara no hace mucho.

Y los sindicatos presentes en ese magno foro, que han tragado absolutamente por todo, incluyendo permitir la indignidad del robo de salario cuando la persona funcionaria está enferma, se felicitan del magnífico acuerdo, “sine die” que han firmado con una Presidenta de la Junta de Andalucía tocada, y bien tocada, por el escándalo de los anteriores ex presidentes, ya acusados por un Juez de malversación de caudales públicos, uno, y prevaricación, ambos. Junto a la cúpula del partido socialista en Andalucía.

La Srª Susana Díaz necesita urgentemente, no un balón de oxigeno electoral, sino un inmenso pulmón de acero, para poder siquiera expirar políticamente en la próxima cita electoral. Y a ninguna de las lumbreras sindicales, que se sientan en tan majestuoso y rimbombante órgano, vacio absolutamente de representación, que se denomina Mesa General de la Función Pública; se le pasa por la mente que esto es ni más ni menos que una siembra de ilusiones electorales para recoger votos donde sea y a costa de prometer y firmar lo que sea.

Ya que se prestan a este juego ignominioso, bien podrían sacar algo de tajada para el funcionariado, estrujando la “buena voluntad” de doña Susana. Hubieran exigido la publicación de decretos con los días de asuntos propios y las 35 horas, en BOJA de mañana y a disfrutarse al día siguiente. El abono de la parte de la paga del 2012 en un avance de nómina el día 20 de este mes, seis días antes de las elecciones y por último cien por cien de contrataciones y retorno de despedidos de la Junta en 10 días.

Como en el Mayo francés del 68, algunos burgueses achacaban a los obreros que “exigían mucho”. El pueblo de Francia contestaba, ¡no queremos mucho, lo queremos TODO!. Porque al fin y al cabo TODO SALE DEL PUEBLO.

Salud