¿PROGRAMA DE REFUERZO EDUCATIVO?

99

Cuando hace dos meses, nada más aterrizar en su cargo, el Consejero se sacó de la chistera la idea de un programa de refuerzo educativo para el verano, en CGT mostramos nuestro escepticismo ante esa propuesta. Planteábamos (entre otras cosas) que, en caso de llevarse a cabo, se asignase exclusivamente a centros educativos en función del porcentaje de absentismo y abandono escolar y mediante un mecanismo absolutamente transparente. Alertábamos del despilfarro que supondría y proponíamos usar esos 12 millones de euros en mejorar asuntos cruciales para los centros: ratios, presupuestos, estabilidad del profesorado, mayor atención a la diversidad y a las necesidades de apoyo educativo, dotación de trabajadores y educadores sociales.

El 11 de febrero la Junta difundía una nota donde se decía: «El Programa de Refuerzo Educativo se dirige a centros sostenidos con fondos públicos de las ocho provincias andaluzas que podrán desarrollar el programa previa solicitud y aprobación por parte de la Consejería de Educación y Deporte». El miércoles 10 de abril vemos publicado un listado con los 53 centros de la provincia donde se llevará a cabo. Sin embargo, los centros no han solicitado nada y se han enterado de que han sido seleccionados por la prensa.

En la nueva nota de Consejería se indica que los centros han sido “seleccionados en función de las condiciones de habitabilidad más adecuadas para el desarrollo del programa y de las zonas geográficas”. ¿Qué criterios se han seguido realmente? De 106 localidades de la provincia, se escogen 24. ¿Por qué se pondrá en marcha en esas y no en otras? No damos crédito a que la Consejería tenga la puntería de seleccionar centros sobre los que ha recibido denuncias de CGT por presencia de amianto, temperaturas extremas o instalaciones con numerosas deficiencias. Es el caso del colegio José Sebastián y Bandarán (amianto) y el instituto Martínez Montañés (amianto) de Sevilla; del instituto Al-Guadaíra (temperaturas) de Alcalá de Guadaíra; los institutos Vistazul (temperaturas) y Jesús del Gran Poder (plaga de ratas) de Dos Hermanas; el colegio Fernando Feliú (amianto, infraestructuras en muy mal estado) de Gerena; el IES Axati (amianto) de Lora del Río; el IES Fuente Nueva (infraestructuras) de Morón de la Frontera; el IES Tartessos (infraestructuras) de Camas; el IES Maese Rodrigo (amianto) de Carmona.
Nos preguntamos qué ocurre en las 8 localidades en las que solo se atenderá al alumnado de 5º y 6º, pues no hay ningún colegio en el listado: Camas (IES Tartessos), Carmona (IES Maese Rodrigo), Espartinas (IES Lauretum), Estepa (IES Ostippo), Gines (IES El Majuelo), Los Palacios (IES Al-Mudeyne), Marchena (IES Isidro de Arcenegui y Carmona) y San Juan de Aznalfarache (IES Mateo Alemán).
¿De verdad la Delegación y la Consejería creen que un alumno que no va a clase durante el curso va a ir en verano? ¿No saben en qué gastar los fondos europeos? ¿Va a publicarse una Orden al respecto? Hasta ahora solo sabemos que se ha aprobado en Consejo de Gobierno. ¿Qué criterio se ha seguido para seleccionar los barrios y zonas? No tiene sentido que hayan seleccionado varios centros de Nervión, Triana, Los Remedios y ninguno del Polígono Sur o de Torreblanca, por ejemplo. Si con los raquíticos gastos de funcionamiento los centros están asfixiados, ¿cómo se va afrontar el gasto extra de luz y agua que se genere? ¿Qué pasa con los colegios donde no hay portero o terminan su contrato en verano? ¿Cuáles van a ser las condiciones de los trabajadores, tanto docentes como del PAS, que se vean afectados por el Programa?

Por último: ¿Qué ocurre con el plan de desamiantado? CGT acaba de denunciar a la Delegación Territorial de Educación de Sevilla ante la Inspección de Trabajo por no retirar el amianto de una treintena de centros educativos. La salud de su personal y del alumnado le importa poco o nada a la Administración.