MONUMENTAL CHAPUZA DE LA CONSEJERÍA EN LA EDUCACIÓN DE ADULTOS

72

Comenzamos el curso con el paso cambiado en Educación Secundaria para Personas Adultas. Absolutamente criticable es la improvisación de la Consejería. La Orden se publicó en abril: han tenido cinco meses para concretarla en Andalucía y lo han hecho prácticamente a inicios del curso y con el alumnado matriculado y desconocedor de esa normativa.

Otra negligencia o error cometido que nos llega de arriba. Ha cambiado el programa de ámbitos. De aquí se derivan dos consecuencias:

1) La no existencia en la plataforma del temario nuevo, con temas y tareas cargados, hasta el día 13 de octubre, en el caso del ámbito de Comunicación, y más o menos igual en otros ámbitos. En Ciencias Sociales algunos están cargados pero el título de los bloques y temas sigue siendo el antiguo, es decir, de temas de Geografía cuando el contenido real son los del nuevo currículo, o sea, temas de Historia. El alumnado, que ha optado por el sistema semipresencial para obtener un título obligatorio, no ha dispuesto de los medios y el profesorado ha tenido que arreglárselas este mes como ha podido.

2) Además, el 16 de septiembre, después del periodo de matriculación, la Consejería saca unas aclaraciones (no las llamaríamos así; no había nada que aclarar, porque no había decidido nada sobre ese tema) sorprendentes y terriblemente injustas para el alumnado: como no se corresponden los temarios por trimestres, todo lo anterior quedaba como no superado. Hay que señalar que en este sistema presencial de la ESPA, como parte del alumnado a veces tiene que dejar el curso por problemas de familia o motivos laborales (muchos se van en abril a trabajar en hoteles), los trimestres (tres módulos) se tratan como asignaturas independientes, se matriculan independientemente y se aprueban «para siempre». Desconocemos si esto ha cambiado «para siempre» o no, pero este año primero dijeron que todo lo anterior quedaba suspenso, cosa que buena parte del alumnado que aún no estaba asistiendo no sabía.
Pero, como lo tienen todo tan «claro», una semana después (7 de octubre) nos mandan un comunicado que es una «Continuidad de las Aclaraciones». En éstas se recoge que el alumnado puede:

a) Incorporarse al plan de estudios LOMCE, cursando todos los módulos que componen los distintos ámbitos de manera completa sin mantener las calificaciones obtenidas en dichos módulos en cursos anteriores.

b) Ser evaluado en el curso 2016/17 de los módulos que tuviera pendientes para superar los ámbitos correspondientes conforme al plan de estudios cursado y el curriculo LOE.

Entonces, si opta por la LOE y se examina también de lo anterior: ¿Cómo se gestiona? ¿Quién le da esas clases? ¿Dónde estudia y hace las tareas, si la plataforma ya no es la misma?¿Llevamos dos programaciones/plataformas a la vez? Si se decide por la nueva ley y los nuevos temas (asiste a clase y accede a la plataforma con normalidad de lo que le quede, renuncia a aprobados anteriores de trimestres) es muy importante recalcar que el alumnado se matriculó desconociendo ese requisito. Para complicarlo todo más, dejan la solución a expensas de los medios con los que cuente el centro. ¿Qué quiere decir eso? ¿Sacarán una nueva instrucción? La Consejería redacta instrucciones, sin tener en cuenta los intereses del alumnado, y que el profesorado se las arregle como pueda. En el caso de que aquéllos se decanten por la segunda opción, ¿cómo dar dos temarios distintos?
Por último, las «Aclaraciones» y la «Continuidad de las Aclaraciones» no aparecen en la Web de adultos (Educación Permanente) de la Junta de Andalucía. Asimismo cabe señalar que bastante profesorado de adultos ha tenido dificultades para acceder a la plataforma.

Por todo ello, desde CGT denunciamos la monumental chapuza de la Consejería y su desconsideración, una vez más, hacia profesorado y alumnado.