Matricularse en FP no puede ser tan difícil

913

CGT denuncia la complejidad del sistema y la falta de mecanismos para subsanar los errores

Varios casos han saltado a los medios y a las redes últimamentede estudiantes que se han quedado, de momento, sin poder acceder al ciclo formativo que querían. El procedimiento no es en absoluto sencillo y, en ocasiones, incluso a quienes nos dedicamos a la docencia nos cuesta trabajo no perdernos.

Además, la saturación del personal que estudia las solicitudes impide que pueda dedicarle el tiempo que sería recomendable para su gestión. A esto se suma que las respuestas se toman de una aplicación informática que ofrece varias posibilidades pero, por supuesto, no recoge toda la casuística posible. De esta forma, alguien puede recibir una respuesta tipo sobre el motivo de denegación, hacer lo que se le indica y que en el listado definitivo se encuentre con que vuelve a ser excluida exactamente por el mismo motivo. En ese momento, la cabeza le da vueltas y no entiende nada. Resulta evidente que el consejo o la recomendación recibida no eran correctos. Por otra parte, si una solicitud no está bien rellena, automáticamente debería saltar un aviso indicándolo.

La gestión telemática, implantada a todos los niveles de la administración, puede agilizar el proceso y reducir el impacto medioambiental, pero no podemos obviar que existe una brecha digital grande en la población estudiantil y en las familias. Rellenar una solicitud no puede convertirse en una yincana.

Desde CGT instamos a la administración a que simplifique los procedimientos para evitar confusiones y que ponga en marcha aplicaciones informáticas que respondan y orienten como es debido a quienes las usen.