Más de 7000 docentes se irán a la calle

2505

El despido de más de 7000 docentes en situación de interinidad estallará a la Junta el próximo verano y abocará al gobierno a un adelanto electoral.

La negativa ante una más que necesaria bajada de ratios generalizada, el proceso privatizador de la enseñanza, el cierre unilateral de unidades públicas, la desaparición de los puestos de apoyo COVID y el descenso progresivo de la plantilla docente estructural conducen a la Consejería de Educación a un camino sin salida: la destrucción de más de 7000 de puestos de empleo público docente en el próximo curso.

Ante esta avalancha de despidos en el sector educativo, sumados a los que se están produciendo en otros sectores como Sanidad, a la Junta de Andalucía no le queda otra alternativa que un adelanto electoral en la primavera para mitigar los daños electorales que su apuesta por la privatización y el despido de trabajadoras del sector público puede provocarle. Apuesta por el sector privado, tal como aparece en su programa electoral, por lo que no se le puede negar la coherencia a la hora de destruir el empleo público.


FUNCION.INTERIN.TOTAL% FUNC.% INTERIN.
PLANTILLA DOCENTE7925230773110025

PLAZAS «APOYO COVID»57605760

TOTAL792523653311578568,45%31,55%

Los datos aportados por el Portal de Transparencia indican que 36533 docentes (uno de cada tres) estaban en activo con contratos temporales a 30 de junio de 2021.

Aportamos datos oficiales sobre el cierre de unidades con una primera estimación de la Junta en el cierre de unidades del curso 2021/22.

En Educación Infantil 2º ciclo la Junta de Andalucía ha cerrado 483 unidades desde la entrada al gobierno del PP en el 2018.

En Educación Primaria se han cerrado, según datos oficiales, 1110 unidades en estos últimos cuatro cursos.

Respecto a la plantilla docente estructural, no se han publicado datos oficiales de este curso, pero sabemos que en los dos últimos cursos se han destruido -asociadas a este proceso privatizador- 560 plazas en el cuerpo 597 de maestros/as.

Para este curso, desde CGT estimamos la pérdida de unas 700 plazas más si nos atenemos a las declaraciones del señor Imbroda que dice que la tasa de reposición para la oferta pública de empleo del 2021 es de 1200 para el cuerpo 597, el 100% de las bajas producidas durante el año 2020. Según el Portal de Transparencia de la misma Consejería de Educación, las jubilaciones producidas durante el curso 2021/21 superan las 1900 plazas en ese mismo cuerpo y solo se ofertan 1200. ¿Dónde están las más de 700 que restan?

Resumiendo: 5760 plazas de apoyo COVID, más 1260 plazas estructurales eliminadas en los últimos cursos nos dan un total de 7020 puestos de trabajo menos para el próximo curso. El problema se agrava todavía cuando miramos la tendencia imparable del cierre de unidades públicas, pérdida de alumnado y proceso privatizador que desvía los fondos públicos a empresas educativas privadas. No hay solución de futuro ni continuidad laboral para miles de docentes y sus familias si no se revierte la política educativa de la Junta de Andalucía a corto plazo.

Desde CGT seguiremos informando y movilizando a todas las trabajadoras de la educación pública para que tengan claro que el deterioro generalizado de las condiciones laborales y la degradación de la educación pública andaluza se está realizando de forma consciente para justificar la venta y el traspaso de fondos públicos al sector educativo privado, como llevamos años denunciando.

De no solucionarse esta situación, podemos asegurar que nos espera una primavera caliente de huelgas y movilizaciones en el sector educativo, en las que CGT sumará su apoyo a todos los colectivos y sindicatos que apuesten por una educación 100% pública y por una bajada generalizada de ratios, al igual que por una regulación de las ratios en las especialidades más sensibles que trabajan directamente con el alumnado más necesitado, como son los PT, AL y PTIS.