Limpieza Hospitales : Toda explosión se origina por presión

68

Ya llegó la no deseada, la negativa Huelga en la limpieza de los Hospitales públicos. Con sorpresa y escandalizadas, las personas enfermas hospitalizadas, familiares y amigos, así como quien acude a consultas externas o urgencias, descubren montones de basura en pasillos, dependencias, habitaciones…no digamos en dispensarios para curas o quirófanos. ¿Cómo se ha llegado a esta situación ? ¿Cómo es posible que las personas trabajadoras de la limpieza no tengan el miramiento por quienes padecen en este lugar de dolor ? ¡No tienen corazón ! ¿Qué es lo que quieren ?… Y es normal que se hagan estas preguntas y consideraciones, personas que nada conocen de una luctuosa e indigna historia de años de presión aplicada sobre las personas trabajadoras, por las varias empresas privadas que se han ido haciendo cargo de la limpieza de los hospitales. Más de 10 años de ninguneos, de chantajes, amenazas de despidos aplicando los temidos ERES, Expedientes de regulación de empleo.

Y lo más lamentable es que, esta sobre explotación sobre quienes se dedican a limpiar los hospitales y centros de salud, la realizan las empresas privadas con dineros públicos. ¡SI ! Con los euros que se recogen en los impuestos la Junta de Andalucía paga a estas empresas para que con la mayor impunidad apliquen sus criterios egoístas y amasen beneficios a costa de quienes de verdad realizan el servicio público que acaban siendo víctimas de este depredatorio afán de lucro. ¿Los culpables ? Evidentemente no son las víctimas trabajadoras de este diabólico mecanismo de explotación privada con recursos públicos. Las empresas sí que son culpables, porque pudiendo repartir todo el dinero que reciben de la Junta de Andalucía escatiman en salarios y contrataciones, sobrecargando la faena diaria de quienes trabajan, no sustituyendo, reduciendo más allá de lo necesario los recursos humanos y materiales. La gran culpable, la gran facilitadora de este despilfarro a gran escala, es la Junta de Andalucía, son los políticos que la gobiernan, que dejan en manos de grandes “multinacionales” privadas, que bien avenidas formas las llamadas UTE (Unión temporal de empresas) eliminando de paso la competencia de las pequeñas y medianas empresas de la zona. Los políticos entregan enormes sumas de dineros públicos, sin que se sepa el por qué, para que incluso incumpliendo el pliego de condiciones contratado, se los embolsen estas UTEs, sin dar mayores explicaciones.

Las personas que trabajan en la limpieza de hospitales llevan los últimos años avisando que la situación es insostenible y que el bien común para el que trabajan no puede ser una mordaza constante para ser materialmente explotados sin miramiento. Por eso saltará la Huelga, una “salvaje” ¡claro está ! porque la “legal”, con un listado de servicios mínimos de casi el 100% de la plantilla, la verdad, no sirve. ¿Qué ganaran con estas concesiones los políticos ? Urge restituir al seno de la administración pública inmediatamente las concesiones y el personal, porque incumplen gravemente lo pactado ya que no contratan al personal prometido. Y la ciudadanía que aún no conoce esta larga historia de manejos e injusticia, se sorprenderá al ver la basura amontonada en los hospitales, templos de la limpieza e higiene. Y sólo entonces comprenderá que ¡Toda explosión se origina por presión !

Fdo. Rafael Fenoy Rico