La mentira tiene las patas muy cortas

640

Nuevos datos estadísticos del curso 2021/22: la Consejería de Educación se saca de la manga más de 5000 nuevas unidades escolares.

La Consejería de Educación incluye las aulas de apoyo a la integración dentro de las unidades/grupos educativos para que el señor Imbroda pueda decir en los medios sin sonrojarse que en este nuevo curso se han aumentado significativamente las unidades educativas.

Sin ningún pudor ni respeto por la realidad se han inventado una burda falacia para sumar 4550 nuevas unidades públicas y 631 concertadas que no existen en la realidad de los centros educativos. Este nuevo concepto que considera las aulas de apoyo como unidades no había aparecido nunca en el histórico de cursos anteriores ni en las estadísticas que se vienen volcando desde esta consejería autonómica a la página web del Ministerio de Educación y Formación Profesional, en la que no se contempla en ningún momento esta consideración de las aulas de integración como unidades.

Aquí se muestra, señalada en la imagen inferior, esta nueva ocurrencia de la Consejería de Educación:

Desde CGT queremos denunciar esta falta de rigor interesada, ya que no tiene ningún sentido ni lógica considerar como un grupo escolar lo que en realidad es simplemente un espacio al que acude puntualmente alumnado (con unas necesidades educativas concretas) a recibir clases de apoyo, especialmente cuando ese alumnado ya está incluido dentro de una unidad educativa que es su grupo o clase. Otra incoherencia manifiesta de esta nueva ocurrencia es que en muchas ocasiones los apoyos se desarrollan de forma directa en la misma aula del grupo al que pertenece el alumno/a y no en otro espacio diferente.

Para rematar el asunto, en ningún centro educativo andaluz se otorga dicha consideración a las aulas de apoyo en el momento de contabilizar las unidades que se les asignan, aunque sería interesante que —ahora que se ha decidido a incorporar estas aulas como unidades contabilizables en las estadísticas— al menos sean consecuentes y se les asigne los recursos asociados que conlleva cada unidad escolar (tanto de personal docente como económicos para el centro) y así conseguir mejor el objetivo de la integración.

Desde CGT no podemos sino sugerirle que tome la iniciativa de crear estos nuevos grupos de alumnado de forma real, una vez que los contabilizan a otros efectos, de tal forma que se pueda rebajar el exceso de ratio generalizado en los centros y aumentar la correspondiente asignación de recursos que conlleva cada unidad.

Dicho todo esto, comparemos ahora el resto de datos estimativos del curso 2021/22 respecto a los datos oficiales del curso anterior y veamos la diferente evolución de las unidades en los centros públicos frente a los concertados en la tabla resumen con los datos oficiales de los dos últimos cursos.

Unidades/grupos centros públicos

CURSOINFANTIL 1.er CICLOINFANTIL 2.º CICLOPRIMARIAEDUCACIÓN ESPECIALE.S.O.BACHILLERC.F. GRADO MEDIOC.F. GRADO SUPERIORF.P.B.TOTAL
2020/2132498720196381362117383381221020841022
2021/2234308636195891465114983279212521451054
TOTAL+181-84-49+103-240-102-85+61+32-183

Unidades/grupos centros concertados

CURSOINFANTIL 1.er CICLOINFANTIL 2.º CICLOPRIMARIAEDUCACIÓN ESPECIALE.S.O.BACHILLERC.F.GRADO MEDIOC.F. GRADO SUPERIORF.P.B.TOTAL
2020/214290207445064412973260595259217
2021/224739207644984472966260601271227
TOTAL+449+2-8+6-70+6+12+10+470

Como dato importante antes del análisis y las conclusiones, hay que destacar que el aumento de las unidades de Infantil primer ciclo en este último curso responde a que en el anterior (2020/21) miles de familias decidieron no llevar a sus hijos a las guarderías por miedo a la COVID y esto provocó el cierre de muchas aulas que este año han vuelto a reabrir y, además, a aumentar significativamente las concertadas. Baste un dato clarificador: en el curso 2018/19 las unidades públicas eran 3430, exactamente la misma cifra del curso actual.

CONCLUSIONES a partir de los datos de las tablas:

  • Se confirma el fuerte proceso privatizador de la educación pública

En solo un año la educación pública ha perdido 183 unidades de forma global y la concertada ha crecido en 470.

  • El descenso de natalidad afecta de forma exclusiva a la educación pública

Antes hemos explicado que los datos de Infantil primer ciclo no son representativos, ya que su aumento está ligado a la evolución positiva de la pandemia. Así, es más objetivo eliminar los datos de esta etapa si queremos obtener una imagen más real de la evolución de las unidades.

Una vez apartados los datos de Infantil primer ciclo, nos queda que se han eliminado 364 unidades públicas en un curso y que la concertada se mantiene estable e incluso gana 21 unidades. Esta es la foto fija que se mantiene año tras año desde hace más de una década, como venimos denunciando en varios de nuestros estudios. La educación concertada está blindada frente al descenso de la natalidad.

  • Se acentúa el carácter segregador del proceso de privatización

Las unidades públicas crecen significativamente (+135) en Educación Especial y Formación Profesional Básica, enseñanzas en las que se atiende exclusivamente a alumnado con Necesidades Educativas Especiales. El crecimiento en la concertada es solamente de 16 unidades en estas dos especialidades. En el curso que empieza, el 90% de estas aulas —con alumnado que requiere una mayor atención educativa, con más recursos de personal y materiales— se incorpora a una escuela pública que, a nivel global, sigue perdiendo unidades.

  • El descenso de la natalidad llega y afecta a 1.º de la ESO

Este hecho ha supuesto el cierre de 240 unidades públicas en 1º de la ESO, pero tan solo 7 concertadas. Más del 97% de aulas desaparecidas son públicas, lo que nos remite de nuevo a la segunda conclusión sobre cómo afecta el descenso de natalidad a lo público y no a lo privado.

  • No existe un aumento real de unidades educativas en Andalucía (por mucho que lo repita el señor Imbroda)

El único aumento significativo se produce en la etapa de Infantil primer ciclo y está condicionado por el regreso masivo a las guarderías tras la campaña de vacunación y el control de la pandemia. Es más, en el curso 2019/20 había, con cercana exactitud, la mismo número de unidades/grupos que existe en el curso actual.

En el peor de los casos, se puede decir que sí que existe un aumento significativo de unidades en la enseñanza privada no concertada de la FP, que ha pasado en tan solo tres cursos de 192 unidades a 243 en los Ciclos de Grado Medio y de 620 a 890 en los de Grado Superior. Este fuerte aumento de 321 unidades choca con el estancamiento de la enseñanza concertada en la FP, que solamente ha sumado 20 unidades en el mismo período y con las 338 que ha sumado la pública; prácticamente el mismo número pese a ser cinco veces superior en cantidad de unidades.

Resulta evidente, tras la publicación de las escasas estadísticas oficiales del curso 2021/22, que nuestro consejero solo tiene ojos para el MEDAC a la hora de ver crecer las unidades educativas. Para no faltar a su “verdad”, si alguna enseñanza ha aumentado últimamente de forma desproporcionada en unidades, esta ha sido sin duda la FP privada no concertada. ¿Casualidad?