Jóvenes y pensiones públicas

362

A través de la enseñanza, las personas docentes ayudamos a que el alumnado comprenda lo mejor posible el presente y las posibles consecuencias de cara a su futuro profesional.

Así, recogemos la enorme intranquilidad que el tema de las pensiones está suscitando en la sociedad en general y, en especial, en las personas trabajadoras de todas las edades y condición.

El siguiente documento se compone de tres partes. La primera, a modo de introducción, presenta una serie de interrogantes sobre el asunto. La segunda versa sobre la Seguridad Social y el sistema de pensiones. Para finalizar, una tercera dedicada a los planes de pensiones.

Algunas preguntas sobre las pensiones públicas

¿Habrá pensiones de jubilación cuando los jóvenes lleguen a los 65/ 67 años?

• Sí, porque la natalidad ha bajado y sigue bajando y cuando la generación que aún está en las aulas llegue a la jubilación habrá menos pensionistas que hoy y el gasto bajará.

¿Por qué es importante cotizar y trabajar con contrato?

• Porque las cotizaciones no solo sirven para la jubilación, sino para el resto de las prestaciones públicas como el desempleo, accidentes, incapacidad por enfermedad, viudedad y orfandad entre otras.

¿Son la solución las pensiones privadas?

• No, por los siguientes motivos:
• Para tener un plan de pensiones es necesario tener un salario alto y cubiertas las necesidades básicas: entre otras, la vivienda.
• Los planes privados tienen comisiones muy altas que hacen que la rentabilidad disminuya.
• Cuando se retira el dinero acumulado hay que pagar los impuestos que antes no se habían pagado.

¿Qué pensión cobraré cuando me jubile o tenga una incapacidad?

• Una pensión proporcional a los años y al importe de lo cotizado.

¿Por qué debemos apoyar la defensa de las pensiones públicas?

• Para evitar las jubilaciones a los 67 años. ¿Te imaginas a un profesor dando clases a esa edad? ¿Y a los 75?
• Para que haya una pensión mínima digna, al igual que existe un salario mínimo interprofesional.

¿Cómo podemos apoyar la defensa de las pensiones públicas?

• Acudiendo a las manifestaciones y concentraciones convocadas en su defensa.
• Informándote sobre cómo afecta la reforma a tus familiares más directos.
• Exigiendo al empresario que cotice por el tiempo real de trabajo y no por un tiempo inferior.

La Seguridad Social y las pensiones

La Seguridad Social de España es el conjunto de medidas adoptadas por el Estado para proteger a sus ciudadanos contra aquellas situaciones de concreción individual que jamás dejarán de presentarse por óptimas que sean las condiciones de la sociedad en las que vivan. La regulación básica de la Seguridad Social se encuentra en el artículo 41 de la Constitución y en el texto refundido de la ley General de la Seguridad Social (Real Decreto Legislativo 8/2015). La Seguridad Social engloba una modalidad contributiva, de ámbito profesional y financiación según las cotizaciones de los afiliados; y una modalidad no contributiva, de ámbito universal y financiación a cargo de aportaciones de los Presupuestos Generales del Estado.

Su origen en España se remonta a finales del s. XIX, pero se concreta en 1908 con la creación del INP (Instituto Nacional de Previsión) que se modifica en 1978 para crear la estructura actual INSS (Instituto Nacional de la Seguridad Social).

Recursos audiovisuales

Hemos seleccionado algunos recursos audiovisuales para ayudar a clarificar conceptos y utilizar de cara a un posible debate.

1) Seguridad Social: ¿qué es y cómo funciona? Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=PIQIQBa0uPE&ab_channel=SUIIUS
Este vídeo de más de 6 minutos de duración, se puede visionar completo o simplemente ver los esquemas siguientes y explicarlos:
¿Qué es la Seguridad Social? (0:32)
Regímenes de la Seguridad Social (2:22)
Contingencias (3:30)
Prestaciones (5:27)
Financiación de la Seguridad Social (6:40)

2) 100 años de Seguridad Social en España. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=2yh3paH_zUA&ab_channel=DositeoAmoedo
Vídeo de minuto y medio que da una visión desde que se crea el INP hasta nuestros días.

3) Rubén Tamboleo sobre la Caja Única de la Tesorería General de la Seguridad Social y la propuesta del PNV. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=3ckN_z7EiKI&ab_channel=GOGEP.UCM
Vídeo de menos de dos minutos, con varias entrevistas sobre el debate de la caja única.

¿Son los planes de pensiones una alternativa real?

Es difícil encontrar información objetiva y desinteresada sobre los planes de pensiones. La alta competencia entre las empresas para persuadir a los clientes potenciales colman las redes con documentos de todo tipo sobre las grandes ventajas de invertir en planes de pensiones. La mayor baza publicitaria que juegan es que un plan de pensiones es un medio para generar ahorro-inversión que se podrá utilizar cuando el cliente se jubile. Pero no es oro todo lo que reluce.

¿Qué es exactamente un plan de pensiones?

Un fondo de pensiones es patrimonio que se cede a una entidad para que lo gestione. Las entidades gestoras de fondos de pensiones son sociedades mercantiles cuya única finalidad es gestionar y administrar fondos de pensiones. Su creación y actividad está supervisada por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones. Estas entidades cobran una comisión de gestión que, en teoría, no puede superar el 1,5% anual del valor de las cuentas de posición. Además, los fondos de pensiones requieren de otra figura: una entidad depositaria de fondos de pensiones, cuyo único cometido es la custodia y depósito de los valores mobiliarios y demás activos financieros integrados en el fondo. Evidentemente, también cobra una comisión de depósito que no debería superar el 0,25% del valor efectivo del patrimonio del fondo. Estos fondos pueden estar formados por un solo plan de pensiones (Uniplan) o por varios (Multiplan). Además, hay que considerar que la gestión de estos fondos puede ser activa o pasiva. Una gestión activa supone que quienes gestionan estos fondos son “expertos” que pondrán todos sus conocimientos al servicio de los clientes para generar pingües beneficios. Pero claro, los “expertos” cobran buenos salarios y eso hace que los gastos de la gestión activa sean más altos que los de la pasiva, es decir, la referenciada a unos determinados valores sólidos de bolsa y renta fija tipo obligaciones del Estado.

Rentabilidad de los planes de pensiones

Esto lleva al concepto de rentabilidad. La pérdida media del año 2020 fue de casi el 3%. Con lo cual, en los últimos 5 años, son excepcionales los planes de pensiones que han mantenido su valor. Esto se debe a que se gestionan mediante la compra de valores bursátiles y las bolsas de todo el mundo han experimentado pérdidas notables. Los planes de pensiones pueden clasificarse en conservadores, medios y arriesgados, dependiendo del porcentaje de valores que se compren en los mercados, de renta fija o variable. Los conservadores, de renta fija, se forman comprando deuda pública que tiene muy pequeña rentabilidad. De hecho, en la última década, deudas públicas muy seguras, como la alemana, no aportan beneficio, ya que están en negativo. Por ejemplo, se compra un bono alemán por 1000 euros y el estado alemán lo pagará pasado el tiempo 950 euros. Con lo cual quien compra esos bonos ya ha perdido dinero.

Fiscalidad de los planes de pensiones

La otra cara de estos planes de pensiones es su fiscalidad. Se dice que brindan ventajas fiscales cuando se destina un dinero limitado al plan (hasta el año 2020 el límite estaba en 8000 euros; en el 2021, es de 2000 euros). Se anima a las personas a que, ante las dudas del futuro de las pensiones, contraten planes de jubilación. Sin embargo, la mayoría de las personas que ganan dinero trabajando no pueden ahorrar grandes cantidades. La media de los salarios se encuentra entre los 14000 y 20000 euros, con lo cual se utiliza para vivir todo el dinero que se gana y solo quienes tengan ingresos superiores pueden hacerse un plan de pensiones. Cuando quieren disponer del dinero del plan de pensiones, una vez jubiladas, se encuentran con que deben pagar los impuestos que antes se ahorraron. Es cierto que es posible desgravar hasta un 40% desde una determinada fecha, pero el monto total al acumularse ese año genera un aumento del tipo impositivo y el rescate es bastante caro. Y si esto es así, ¿quién se beneficia de los planes de pensiones? Evidentemente, quienes los gestionan. En este caso, el sector bancario ya que. aunque la persona pierda dinero en el plan de pensiones, esta debe pagar con dinero del propio plan los gastos de gestión del mismo.