Informe sobre denuncias realizadas a NOTECONFORMES en Educación CGT

97

En la web NOTECONFORMES, puesta en marcha por iniciativa de CGT en febrero de 2015, se han recibido un total de 198 denuncias, hasta el 16 de septiembre de 2016. El estudio y gestión, del conjunto de las mismas, permite agruparlas en 14 categorías: Acoso laboral, Agravio comparativo, Amianto, Ausencia no cuberitas, Contratación irregular, Falta de material, Horarios, Instalaciones inadecuadas, Material peligroso, riesgos, laborales, Radiaciones solares, Ratios ilegales, Recortes: pérdida de unidades, Presupuesto, etc., Reparto de asignaturas, Temperaturas extremas.

Analizando el contenido de las denuncias es posible establecer tres grandes bloques en las mismas: Seguridad y salud laboral, con 63 casos; Gestión y contratación de Personal, con 102 y Otros, con 33 casos. Esto supone que fundamentalmente la causa de las situaciones denunciadas se encuentra en la esfera de responsabilidad de la Administración Educativa, ya que las comunidades educativas, en la Escuela Pública, carecen de competencias en estas cuestiones. Existencia de amianto y temperaturas extremas son elementos esenciales para la salud y prevención de riesgos laborales y todas las actuaciones conducentes a eliminar estos riesgos son competencia de la Junta de Andalucía, gobernada por el PSOE desde hace 35 años. Tiempo ha tenido para garantizar infraestructuras saludables en los entornos escolares.

Con respecto a la gestión de personal, la falta de contrataciones, sustituciones etc., la precarización de las mismas, en algunos casos realizadas fraudulentamente, según las denuncias recogidas, y que al ser denunciadas por CGT se han convertido en errores administrativos, no dejan lugar a dudas sobre la inexistencia durante décadas de una política de personal acorde con las necesidades del sistema educativo andaluz. En el tema de personal son las comunidades educativas las más afectadas por la inestabilidad del personal docente en muchos centros andaluces. Inestabilidad que afecta directamente en la necesaria y deseada mejora de los resultados escolares, sobre todo en centros de especial desempeño. Esta inestabilidad se antoja imposible de paliar cuando se somete al alumnado a una rueda de profesorado, sustitutos por horas o de guardia, por la no cobertura de bajas y permisos. Además del trasiego, curso a curso, de porcentajes importantes de las plantillas docentes, manteniendo en expectativa de destinos a miles de docentes y a la mayor de las incertidumbres a decenas de miles de personas interinas.

Muchos años son 35, para no haber dado con la tecla. Ni estabilidad docente, ni organización de sistemas de contratación estable y transparentes, ni mecanismos para una ágil sustitución de bajas y excedencias, el constante ocultamiento de puestos de trabajo para ser adjudicado a dedo mediante procedimientos a la medida de determinados candidatas y candidatos… constante modificación de normas de organización y funcionamiento en centros que traen de cabeza a equipos directivos, responsables de aplicarlas, y a supervisores, encargados del control.

Las denuncias ponen al descubierto la “barbarie” con que se conduce la Junta de Andalucía en materia educativa. Seguir denunciando ayuda a comprender, y a veces a remediar, los dislates de quienes no salen de Torre Triana o sólo lo hacen para actos políticos mediáticos. Eso sí, seguros en sus despachos bien climatizados y sin materiales contaminantes cerca.

Fdo Rafael Fenoy Rico