EVALUACIÓN DEL PROTOCOLO DE OLAS DE CALOR Y TEMPERATURAS EXTREMAS EN LOS CENTROS EDUCATIVOS ANDALUCES

97

Se va a cumplir un año de la publicación, por parte de la Consejería de
Educación de Andalucía, del protocolo para olas de calor y temperaturas
extremas. ¿Qué sabemos de él desde entonces? Nada.

Ya criticamos el mismo entonces porque implicaba el reconocimiento expreso
por parte de la Administración del incumplimiento de los intervalos máximos
y mínimos que se establecen en la propia normativa vigente en Salud
Laboral: entre 17 y 27 ºC.

Un año después nada sabemos de su aplicación. Qué tranquila se queda la
Administración cuando protocoliza un asunto para no llevar a cabo más tarde
ninguna evaluación al respecto.

Según la propia Consejería, no hay fondos ni tiempo para llevar a cabo
cuanto antes todo aquel conjunto de medidas que pudieran aminorar los
efectos del excesivo calor en los centros educativos. Lo que ocurre es que
aquellas que pudieran tomarse (no todas pasan por la instalación de aires
acondicionados) no se están poniendo en marcha.

Nos preguntamos:

1. ¿Se han realizado e incluido en el Plan de Autoprotección de los centros
educativos andaluces los protocolos ante olas de calor o alta temperaturas
excesivas excepcionales?

2. ¿En cuántos?

3. ¿Los equipos directivos vigilan las alertas de la AEMET para ponerlos en
marcha? En estos días hemos tenido sucesivas alertas y desconocemos si
algún centro educativo andaluz ha tomado medidas protocolizadas.

4. ¿Son conocedores los equipos directivos de sus funciones al respecto y
de las competencias que se les dieron con dicho protocolo? Es decir, desde
“evitarse la realización de las actividades en los espacios que resulten
más calurosos, permitiendo el traslado del alumnado a otros espacios o
instalaciones del centro docente que resulten más abiertos, frescos y
sombreados para la realización de dichas actividades” hasta “permitir la
salida del alumnado del centro docente a requerimiento de las familias, de
acuerdo con la organización previa y los horarios de salida que se
establezcan por el centro a estos efectos”.

5. ¿Se están grabando los datos de “accidentes laborales” o del alumnado
relacionados con el calor en Séneca para poder realizar un estudio serio de
su incidencia al igual que se hace con otras?

Si la Consejería —después de más de 10 años de denuncia pública por parte
de CGT Enseñanza y tras la movilización conjunta con las familias—, parecía
haber tomado conciencia de la situación (recordemos que anteriores
consejeros denominaron a esta Organización como “frívola” por trabajar
estos temas), fue solo un espejismo: la realidad es desoladora.

Solo hay un 4,4 % de los centros andaluces en los que se haya tomado alguna
medida al respecto: de hecho, estas se califican de insuficientes desde los
propios centros.

Existe un protocolo que no se ha puesto en marcha y ni desde la propia
Administración se está velando por su cumplimiento.

Seguimos recibiendo multitud de denuncias que CGT Enseñanza presentará a la
Inspección de Trabajo correspondiente por sobrepasar ampliamente los
límites de temperaturas aceptados para sus trabajadores/as y que bajo
ningún concepto debería soportar nuestro alumnado.

En esta última semana se han dado varios casos “conocidos” de incidencia en
la salud, tanto de nuestro profesorado como del alumnado relacionados con
las altas temperaturas.

Cientos de alumnas y alumnos y de madres y padres se concentran estos días
en colegios, institutos o en Delegaciones pidiendo soluciones a la
Consejería de Educación, que no responde más que con el anuncio del dinero
que se gastará en obras y que solo llegará a finales de 2019 a menos de un
8 % de los centros educativos andaluces.

Esto no es lo que su plantilla, las familias y su alumnado (agotado, con
dolores de cabeza, bajadas de tensión, mareos…) se merecen.

Desde CGT pedimos:

· Que este, al igual que otros aspectos de Salud Laboral, sea tomado con la
correspondiente seriedad por parte de la Consejería de Educación. Más si
cabe en este caso, que afecta directamente a nuestro alumnado y al
desarrollo de la actividad educativa que se realiza cada día dentro del
aula.

· Que se verifiquen todos los aspectos mencionados arriba: incorporación y
puesta en marcha de los protocolos, estado de las incidencias y
consecuentes medidas correctoras, etc.

· Que se tomen medidas YA, al existir cauces para ello, en esta y sucesivas
situaciones de Altas temperaturas.

Desde CGT Enseñanza seguiremos DENUNCIANDO públicamente y ante la
Inspección de Trabajo, para lo que pedimos colaboración a la comunidad
educativa, aportándonos datos para las mismas a través de

http://www.noteconformes.esy.es/

Por último, queremos recordar a quienes trabajan desde los equipos
educativos de los centros andaluces que pueden dentro de su Plan de
Autoprotección, y atendiendo a las características específicas de cada uno,
tomar las medidas enunciadas en el protocolo mencionado.