En CGT defendemos para los conservatorios…

255
  1. Aumento de la inversión

Sin los recursos humanos y materiales necesarios es imposible atender las demandas sociales para proporcionar al alumnado una formación artística de calidad.

No debe seguir siendo normal que el profesorado tenga que llevar sus propios instrumentos musicales y otros recursos para poder impartir clase.

  1. Transparencia

Tanto en las bolsas de trabajo y el sistema de provisión de plazas (SIPRI) como en los procedimientos selectivos.

  1. Normativa específica: basta de copias de la normativa de Primaria y Secundaria

Una gran parte de la normativa sobre cuestiones fundamentales en la enseñanza y funcionamiento de los centros de enseñanzas artísticas (reglamento orgánico, evaluaciones, …) es prácticamente una mera copia de la normativa de las enseñanzas generales. Eso conlleva la obligación por parte del profesorado y los equipos directivos a organizarse y trabajar como si fuera la Primaria y la Secundaria, cuando en estas enseñanzas muchas de esas prácticas son imposibles de realizar (reuniones de equipo educativo, evaluaciones del alumnado en reuniones colectivas del profesorado que le da clase, ….). Esto genera una inseguridad jurídica ante posibles reclamaciones y el tener siempre la espada de Damocles sobre sus cabezas por no poder cumplir lo que la norma dicta.

Es absolutamente imprescindible una nueva normativa diseñada escuchando al profesorado y con representantes sindicales que de verdad conozcan las enseñanzas artísticas.

  1. Facilitar al profesorado que pueda mantener una actividad artística profesional

El mantener una actividad artística profesional (actuar en los escenarios, estrenar obras, …) de forma habitual supone un constante aprendizaje que revierte directamente en la formación que le pueden proporcionar al alumnado en un ámbito fundamental del desarrollo como profesionales. Por eso, habría de facilitarse.

5. Adecuación de las infraestructuras a las necesidades específicas de las enseñanzas artísticas

Tanto los edificios en uso como aquellos que están proyectados deben adecuarse a las necesidades de las enseñanzas artísticas: insonorización, cabinas de estudio suficientes para el alumnado, espacios escénicos de calidad que permitan ofrecer a la ciudadanía los resultados del trabajo que se realiza en ellos y bioclimatización, entre otros.

No a los conservatorios en institutos de enseñanza secundaria.

6. Calendario específico

En las enseñanzas artísticas hay toda una serie de procesos, como las pruebas de acceso a distintos niveles al final y al inicio del curso y los exámenes de septiembre, que no existen en la Primaria y en la Secundaria. Es por eso, que no puede pretenderse que las clases comiencen y terminen en las mismas fechas que la Educación Secundaria.

Es necesario un calendario específico para los centros de enseñanzas artísticas que se ajuste a las necesidades de funcionamiento de estos.

7. Un nuevo Séneca para los centros de enseñanzas artísticas

La estructura de las enseñanzas generales y las enseñanzas artísticas es completamente diferente, por lo que no se puede realizar una gestión eficaz de estos centros sin un Séneca creado específicamente para los conservatorios. Aún con los parches que tiene Séneca, dura diez veces más hacer las tareas de gestión en los centros de enseñanzas artísticas que en los colegios y los institutos. No se puede seguir abusando de los equipos directivos, ya que para poder comenzar el curso en las fechas que les marca la consejería, tienen que trabajar en agosto.

8. Programas y plataformas informáticas especializadas

Si en las enseñanzas generales la digitalización se ha extendido a todos los niveles y se han proporcionado recursos materiales (ordenadores, pantallas digitales, etc.) y software (plataformas digitales como Moodle Centros, programas informáticos adecuados a las necesidades de las enseñanzas, …), a las enseñanzas artísticas se las ha abandonado en este proceso.

La situación más grave se da en la enseñanza superior, equivalente a la universitaria, en especialidades como composición, ya que no disponen de los recursos informáticos que deben ser enseñados para poder formarse como profesionales.

9. Establecimiento de ratios máximas específicas para cada una de las asignaturas colectivas

Es necesario desarrollar la normativa que establezca ratios máximas para las asignaturas colectivas teniendo en cuenta las características de cada una de ellas. No se pueden asimilar las ratios de Primaria y Secundaria a las de Enseñanzas Artísticas. No se puede seguir sin establecer límites si se quiere garantizar una mínima calidad de la enseñanza.

10. Dotar todas las plantillas de los Conservatorios Profesionales con un/a orientador/a

Las enseñanzas artísticas suponen una gran exigencia para el alumnado a edades muy tempranas. Por eso, consideramos necesario que se doten estos centros con un/a psicólogo/a para ayudar al profesorado y al alumnado, al igual que se hace en la Comunidad de Madrid.

11. Formación permanente específica

Los recursos para la formación del profesorado de enseñanzas artísticas son insuficientes para garantizar su derecho a la formación permanente. Creemos que son necesarias nuevas vías para la formación permanente, especialmente para el cuerpo de catedráticos, que permitan atender la especificidad de estas enseñanzas.

12. Procedimientos selectivos para todas las especialidades, también para las minoritarias

13. Cobertura de vacantes provisionales en los Conservatorios Superiores abierto a todo el profesorado funcionario e interino de otros cuerpos docentes, según los principios de igualdad, capacidad y mérito y que permita la estabilidad y calidad de las plantillas

Creemos que es necesario un sistema más flexible para la cobertura de estos puestos ya que el actual sistema penaliza a los funcionarios e interinos de otros cuerpos que ocuparon esos puestos durante años si quieren optar a hacerlo. Con ello se pierden candidatos/as a optar a unos puestos de grandes exigencias técnicas, artísticas y pedagógicas. Los conservatorios superiores forman a los futuros profesionales artísticos y al futuro profesorado, por lo que no se puede seguir cubriendo las plantillas a golpe de convocatoria extraordinaria de bolsa, para la que bastan unos requisitos mínimos de titulación.

14. Adscripción de los conservatorios superiores a las universidades públicas andaluzas

Si las enseñanzas superiores deben cumplir con todas las exigencias de las enseñanzas universitarias, deben estar en la universidad. No es posible proporcionar enseñanzas de ese nivel dentro del marco de las enseñanzas no universitarias.

CGT, marcando el camino desde los inicios.