El culebrón de Benahavís, capítulo 6

137

CAPÍTULO 6 CGT SOBRE BENAHAVÍS: LO DOLOROSO DE QUERER Y NO PODER

CGT estudió con sus servicios jurídicos el interponer una denuncia a la fiscalía por la situación de riesgo del colegio Daidín. Estábamos decididas a hacerlo, pero necesitábamos el informe de riesgo. La única manera de conseguirlo es que una persona delegada de Riesgos Laborales de un sindicato lo solicite oficialmente. Pero nuestro sindicato no puede tener esa figura, porque para tenerla se necesita haber obtenido más de un 10% de votos en las elecciones sindicales. Así que, sin poder tener el informe, no podemos denunciar ante la fiscalía la situación del colegio de Benahavís. No nos queda otra, que abandonar nuestros planes y lo sentimos enormemente.

Algunas personas dicen que los sindicatos no sirven para nada. Pues bien, para cosas como estas sirven si estos están dispuestos a trabajar por el sistema público de educación de manera seria y sin arrugarse ante las situaciones difíciles, como lo es esta. Pero claro, para que los sindicatos que lo demuestran día a día con su trabajo y denuncias puedan realmente cumplir con sus objetivos, necesitan recursos; y esos recursos, nos los dan los votos.

Por ello, pedimos a nuestra afiliación que nos ayude a dar a conocer nuestro trabajo: que compartan nuestras publicaciones y muestren que no todos los sindicatos son iguales y que los votos sirven si se los dan a quien trabaja de verdad y con valentía por la escuela pública y por el profesorado de esta.

P.D.: Sra. Consejera de Desarrollo Educativo, dote a los centros educativos del personal de administración y servicios necesario para su funcionamiento. Deje de cargar el trabajo administrativo y de conserjería sobre las pocas personas que asignan y sobre los saturados equipos directivos y de profesorado.

Capítulos anteriores: