Curso escolar 2030-31. El curso en el que la Secundaria desapareció de la ciudad de Cádiz

101

Curso escolar 2030/31. El curso en el que la Secundaria desapareció de la ciudad de Cádiz.

CGT denuncia el lento pero progresivo desmantelamiento de la educación pública en la ciudad de Cádiz. Denuncia el cierre de unidades en los centros gaditanos – CEIP La Inmaculada, IES Columela e IES San Severiano – y de un aula específica en el IES Rafael Alberti.

Durante casi una década, desde 1996 a 2005, la natalidad en nuestra Tacita de Plata se mantuvo constante, alcanzando su punto más alto el año 2005 con 1.164 nacimientos. A partir de ese momento, nos instalamos en una progresiva tendencia negativa en el número de nacimientos, hasta alcanzar la exigua cifra de 765 nacidos en el año 2017.

La natalidad en Cádiz no es una anomalía, sino un síntoma significativo de cambios en el sistema productivo y cultural agravados por la última gran crisis económica. Pasaron ya los años del baby boom, en el año 1975 hubo en la provincia de Cádiz 21.971 y en el año 1976, 22.440 nacimientos frente a los 10.778 del año 2017. Desde hace años estamos asistiendo a un lento pero continuo cierre de unidades en los primeros niveles de la enseñanza pública, mientras que la enseñanza concertada parece no haberse enterado del problema.

Desde la década de los 90 hasta finales de la primera década de los 2000, los nacimientos, a nivel provincial, superaban ampliamente los 12.000 nacimientos, alcanzando su umbral máximo en 2006 con 14.741 nacidas y nacidos. La primera y evidente conclusión que podemos sacar de todos estos datos es que la estructura de la enseñanza en nuestra provincia en particular, y en Andalucía en general, se consolidó en un momento en el que la natalidad permanecía casi estable con algunos altibajos puntuales. La problemática del descenso de la natalidad es la gran olvidada por las políticas planificadoras de la Administración educativa andaluza. Y desde hace ya algunos años, y siempre por estas fechas, se empieza a hablar de la supresión de unidades. Desde hace ya unos años, todos los cursos se producen ajustes que se traducen de forma unilateral en una reducción en unidades de la enseñanza pública, esperemos que no tengamos que esperar al último parche para cambiar la cámara.

Para ilustrar la gravedad de la situación vamos a tomar como referencia la ciudad de Cádiz, en la que, por otra parte, el desequilibrio concertada-privada y pública es más que notable, ya que los conciertos superan el 60% a favor de la privada-concertada en casi todos los niveles educativos obligatorios. Si tenemos en cuenta el período de tiempo que va desde la mitad de la década de los 90 hasta el año 2017, comprobamos que el mayor número de nacimientos se produjo en el año 2005, 1164 nacimientos. Las nacidas y nacidos en 2005, en términos generales, se encuentran durante este curso matriculados en 2º de ESO. La primera lectura es evidente, aunque engañosa, la secundaria aún goza de buena salud. Ahora bien, como consecuencia directa de la crisis, a partir del año 2010 hasta nuestros días, se ha producido un descenso progresivo en el número de nacimientos. Pero lo más grave está aún por llegar, en el año 2017 el nivel de nacimientos en la ciudad de Cádiz se redujo a 765, este alumnado no alcanzará el primer curso de la ESO hasta el curso 2030/31. Si tenemos en cuenta, que la ratio establecida para el nivel de la enseñanza secundaria obligatoria es de 30 alumnos y que la diferencia de natalidad entre el año 2005 y el año 2017 es 399 alumnas y alumnos, esto supone una merma de 13,3 unidades en el primer nivel de la secundaria obligatoria para el curso 2030/31. Es decir, la casi total extinción del nivel de la oferta de secundaria en la enseñanza pública.

Mientras tanto, aún siguen los recortes, la cuenta atrás ya ha comenzado. Solo en la ciudad de Cádiz, el curso que viene la Delegación de Educación, tiene intención de suprimir unidades en el CEIP La Inmaculada, y en los IES Columela y San Severiano. A estas supresiones hay que sumar la supresión de un aula específica para alumnado con trastorno del espectro del autismo (TEA) en el IES Alberti. Un aula que se creaba en 2005, un referente en el asesoramiento y atención de todo el alumnado TEA escolarizado en el centro.

Pero a esta lista, hay que añadir recortes – o ajustes, término propio de la neolengua a la que nuestra Consejería nos tiene acostumbrados, – en numerosas poblaciones de nuestra provincia, como San Fernando, El Puerto de Santa María, Castellar, Algeciras.

Esto es solo el comienzo, de no corregirse esta tendencia, la sentencia de muerte de la enseñanza pública gaditana está firmada. Por ello CGT, promoverá y participará en todas aquéllas movilizaciones que se convoquen en defensa de la enseñanza pública.