CONTRA LOMCE Y LAS PRUEBAS QUE PLANTEA

80

Ante la publicación de las pruebas de Educación Primaria CGT anuncia movilizaciones y llama a su boicot

La publicación del RD 1058/2015, en el que se regulan las características generales de las pruebas de la evaluación final de Educación Primaria, demuestra que la aplicación de la LOMCE sigue adelante. Atendiendo a las últimas encuestas electorales publicadas, nos tememos que acabar con esta nefasta ley va a depender más de que lo hagamos mediante la movilización en la calle que de los resultados que se obtengan en las elecciones del 20 de diciembre, como siempre hemos defendido desde CGT.

CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA PRUEBA DE 6º DE PRIMARIA

Las pruebas se agruparán en 3 ámbitos:

– Competencia Lingüística
– Competencia Matemática
– Competencias básicas en Ciencia y Tecnología

COMPETENCIA EN COMUNICACIÓN LINGÜÍSTICA

– Evaluará la comprensión escrita y oral y la expresión escrita. Podrá evaluar la expresión oral.

– Los textos podrán ser de diversos tipos y formatos, tales como narrativos, descriptivos, expositivos, instructivos y/o argumentativos; continuos, discontinuos o mixtos.

– La evaluación de la comprensión valorará la localización y obtención de información, la integración e interpretación, y la reflexión y valoración.

– La evaluación de la expresión valorará la coherencia, la cohesión y la adecuación y presentación de sus producciones lingüísticas y, en el caso de la expresión oral, la fluidez y la interacción oral.

COMPETENCIA MATEMÁTICA

– La evaluación implicará la aplicación de conocimientos y razonamientos matemáticos para la resolución de problemas en contextos funcionales relacionados con la vida cotidiana.

– La evaluación valorará el conocimiento y reproducción de definiciones, conceptos y procedimientos matemáticos, aplicación y análisis de conocimientos para la resolución de problemas, el razonamiento y reflexión sobre las estrategias y métodos para la resolución de problemas no obvios y la validación de resultados.

COMPETENCIAS BÁSICAS EN CIENCIA Y TECNOLOGÍA

– Incluirá la evaluación de las habilidades dirigidas a generar conocimiento científico mediante la recolección de información, planteamiento de hipótesis, resolución de problemas o toma de decisiones basadas en pruebas y argumentos.

– La evaluación valorará la capacidad relativa al conocimiento y reproducción de hechos, conceptos y procedimientos, la aplicación y análisis de conocimientos para generar explicaciones y resolver problemas prácticos y el razonamiento y reflexión utilizando las evidencias y la comprensión científica.

ESTÁNDARES DE APRENDIZAJE EVALUABLES Y CRITERIOS DE EVALUACIÓN

Según este Real Decreto, los estándares de aprendizaje evaluables y los criterios de evaluación serán los que vienen en el Real Decreto 126/2014, por el que se establece el currículo básico de Primaria. Parece que, aparte de Lengua, Matemáticas y Ciencias, la Primera Lengua Extranjera sí que se evaluará, pero no se aclara si se evaluará de Ciencias Sociales, Educación Artística, Educación Física y Valores Sociales y Cívicos.

DESARROLLO Y APLICACIÓN DE LAS EVALUACIONES

– Se seleccionará personal funcionario docente externo al centro para aplicar y corregir las pruebas, así como para la realización, seguimiento y supervisión.

– El equipo directivo y el profesorado del centro colaborará con las Administraciones.

– Se adoptarán las medidas oportunas para adaptar las condiciones de realización de las pruebas al alumnado que presente necesidades específicas de apoyo educativo. Las adaptaciones no computarán de forma negativa en la nota final obtenida en las pruebas.

– De forma simultánea se aplicarán cuestionarios de contexto, que permitirán obtener información sobre las condiciones socioeconómicas y culturales de los centros para la contextualización de los resultados.

RESULTADOS

Aquí se desenmascara uno de los objetivos de la LOMCE, la publicación de resultados de estas pruebas por centros. Aunque no dice explícitamente que se publicarán estos resultados, sí que se menciona que se pondrán en conocimiento de la comunidad educativa, por lo que acabarán siendo, como mínimo, un secreto a voces.

– Se realizará un informe individual con los resultados obtenidos por cada alumno/a, que será entregado a los padres, madres o tutores legales y trasladado al centro donde cursó 6º de Primaria y centro donde cursará 1º de ESO en su caso.

– Se podrán establecer planes específicos de mejora en aquellos centros públicos cuyos resultados sean inferiores a los valores que, a tal objeto, hayan establecido.

– Los resultados serán puestos en conocimiento de la comunidad educativa, mediante indicadores comunes para todos los centros docentes españoles, sin identificación de datos de carácter personal y previa consideración de los factores socioeconómicos y socioculturales del contexto.

REVISIÓN DE LOS RESULTADOS DE LAS EVALUACIONES

– Los padres, madres o tutores legales podrán solicitar la revisión de los resultados obtenidos.

COSTE ECONÓMICO DE LAS PRUEBAS

Según una nota del propio Consejo de Ministros, el presupuesto del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para 2016 incluye una partida de 1.451.930 euros que se destinarán a financiar la realización de estas pruebas. Este cálculo nos parece profundamente erróneo, porque no tiene en cuenta todos los factores que se movilizarán para la realización de las pruebas. Simplemente para aplicar estas pruebas calculamos que será necesaria la participación de unos 20.000 docentes a jornada completa, factor éste que por sí solo tendría mayor coste que ese 1.451.930 euros del que habla el Gobierno. Eso sin contar además el coste de elaboración de pruebas, corrección y recopilación de resultados,…. En fin, un despilfarro de recursos públicos que se podrían utilizar para cuestiones mucho más productivas, por no hablar de las de las perniciosas consecuencias a nivel pedagógico, pues este tipo de pruebas acaban convirtiendo al profesorado en preparadores de exámenes y a la enseñanza en una carrera de obstáculos.

Desde CGT seguimos manteniendo nuestra oposición a estas pruebas porque:

– Pervierten el sentido último de la educación publicando un ranking de los centros educativos en función de los resultados en estas pruebas, haciendo de la educación una competición absurda y amañada. Ni todos los centros ni todo el alumnado son iguales.

– La evaluación externa así concebida, traslada la responsabilidad de este tipo de resultados a los centros y a los docentes. Además como establece el artículo 7, apartado 1, se seleccionará profesorado funcionario del Sistema Educativo Español externo a los centros, lo que conllevará que un gran número de profesores y profesoras tenga que realizar estas pruebas. Si tenemos en cuenta el apartado 2 de este mismo artículo, en el que se establece que tanto el equipo directivo como el profesorado de cada centro deberán colaborar y participar en las evaluaciones, concluimos que se aumentará el número de tareas burocráticas y administrativas sin ninguna compensación laboral, lo que ahondará en la percepción de los docentes de que su tarea está cada vez más lejos de centrarse en lo fundamental y en la degradación de su trabajo, que puede seguir cargándose de nuevas tareas sin que por ello merezca nada a cambio.

– Al centrarse sólo en las áreas de matemáticas, lengua y ciencias se está dando el mensaje contundente a los centros de la prevalencia de unos contenidos sobre otros, de unas áreas sobre otras.

– Estas pruebas causan una interrupción en el curso para realizar ensayos y entrenamientos ya que se “asusta” a los profesionales de la educación de que no sacarlas adelante significan perder matrículas para su centro. Es un negocio que conlleva la adopción de algo que no es evaluación.

– La prueba no contempla avances del alumnado, sólo tiene en cuenta lo que este hace en el momento de realizar la misma. No considera los puntos de partida, por lo tanto, no se sabe lo que éste realmente ha avanzado gracias a la enseñanza recibida. Además, crea una exclusión de determinado alumnado, sobre todo del más vulnerable, como es el alumnado de compensación educativa y de necesidades educativas específicas.

Por estos motivos desde CGT llamamos a toda la comunidad educativa al boicot contra estas pruebas como forma de oponernos en la práctica a la aplicación de la LOMCE y convocaremos las movilizaciones oportunas incluyendo la huelga como medio para permitir a los docentes sumarse a las mismas.